Lluvias favorecen control de incendio en sierra de Santiago

·1  min de lectura

MONTERREY, NL., abril 1 (EL UNIVERSAL).- La noche del miércoles se registró una lluvia ligera en la zona montañosa de Santiago, que resultó benéfica para el esfuerzo que realizan cientos de brigadistas a fin extinguir los puntos de calor que prevalecen en el incendio que el pasado 15 de marzo inició en la zona de La Pinalosa, en Arteaga, Coahuila y el mismo día se propagó hacia San José de Boquillas, en el estado de Nuevo León.

Protección Civil del Estado señaló que desde las primeras horas de ese jueves se reanudaron las operaciones aéreas para atacar los puntos críticos y al mismo tiempo los brigadistas ingresaron a zona del incendio para labores de extinción directa de los puntos de calor.

Ante las ligeras precipitaciones que cayeron ayer por la noche en la zona montañosa que forma parte del Área Natural Protegida Parque Nacional Cumbres de Monterrey, expuso PCNL, "la lluvia y humedad nos ayudó a enfriar la zona del incendio y hoy nuestros elementos realizan trabajos en puntos de calor activos y eliminar riesgos".

Asimismo, de manera simultánea otras brigadas de combatientes realizan labores para sofocar las llamas que se mantienen activos en los municipios de Montemorelos y Linares, puntualizó Protección Civil.