Lluvias en Centroamérica dejan 123 muertos y destrucción

Más destacado

TEGUCIGALPA (AP) — Las lluvias que azotaron por diez días Centroamérica han dejado 123 muertos, más de un millón de damnificados y destruyeron viviendas, carreteras y extensas zonas de cultivos agrícolas.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) informó el jueves por la noche que el número de víctimas en Honduras aumentó a 18, mientras que el número de personas afectadas por las lluvias casi llegan a los 56.000. Fueron evacuadas 11.993 personas y unas 6.577 buscaron refugio en albergues temporales, mientras que 549 perdieron sus viviendas.

La zona más afectada por las precipitaciones, que han disminuido en las últimas horas, es la del sur, sobre la costa del Pacífico, en las provincias de Choluteca y Valle.

El presidente Porfirio Lobo anunció la noche del jueves por cadena de radio y televisión que construirá viviendas para los damnificados.

"Hoy, finalmente, sobrevolé la zona sur, donde aprecie el enorme sufrimiento de las familias en esos lugares, pero el tiempo está mejorando y las aguas han bajado su cauce, lo cual nos llena de enorme satisfacción y alegría, que el sufrimiento de estas familias termine", subrayó.

Las lluvias han dañado 2.133 viviendas y destruido 76. Asimismo afectaron 44 carreteras y 28 puentes.

Entre otros daños figuran decenas de sistemas de agua potable y alcantarillado, tendidos del sistema eléctrico público y unas 4.000 hectáreas de cultivos agrícolas.

Horas antes, El Salvador informó que por lo menos el 10% de los territorios resultó inundando y que el 70% de los municipios del país sufren algún estrago, 14 puentes resultaron dañados y cuatro más colapsaron.

El director de Protección Civil de El Salvador, Jorge Meléndez informó el jueves en conferencia de prensa que el número de muertos se elevó a 34, dos desaparecidos, 24 lesionados, más de 150.000 personas han resultado afectadas por las inundaciones, 51.963 personas han sido evacuadas y 18.445 casas están anegadas en todo el país.

"Este es un gran desastre, esto no es casual, esto tiene que ver con el cambio climático", dijo el jueves en rueda de prensa el ministro de Recursos Naturales, German Rosa Chávez.

Señaló que en diez días rompió récord en lluvias acumuladas al alcanzar los 1.513 milímetros, sobrepasando a la cifra registrada con el huracán Mitch (1998), calificado o como uno de los eventos meteorológicos más destructivos de la década que llegó a 861 milímetros.

El presidente Mauricio Funes visitó el jueves el oriente del país para conocer los daños provocados por las lluvias.

Funes dijo que no se tiene un dato exacto, pero preliminarmente se calcula que al menos el 70% de las cosechas resultaron dañadas.

Funes le prometió a los residentes del "Bajo Lempa" que el gobierno apoyará la agricultura y la ganadería en el sector y creará una política de gestión de riesgo para reducir la vulnerabilidad.

Les recordó que la mayoría de los prestamos impulsados por su gobierno para la agricultura, tienen la cobertura del 100% de las perdidas.

Funes dijo el jueves que quiere reunir en el país a la comunidad de cooperantes internacionales "para presentarles el impacto que las lluvias han tenido en toda Centroamérica, donde El Salvador es el país más afectado, y solicitar la ayuda que nos permita atender las necesidades de rehabilitación y reconstrucción a la mayor brevedad".

En Guatemala donde la situación climática mejoró con la ausencia de la lluvia y el Sol comenzó a cubrir todo el país, ahora los millares de afectados tiene que afrontar un frente frío, mientras las autoridades continúan asistiendo a los damnificados. Las lluvias dejaron 38 muertos, cinco desaparecidos, 18 heridos y más de medio millón de damnificados.

En Honduras la Comisión Permanente de Contingencias informó sobre 15 muertos y 70.000 personas afectadas, principalmente en las provincias de Choluteca y Valle, al sur del país sobre el océano pacifico.

El presidente Porfirio Lobo llamó "a la solidaridad... decenas de miles de personas se han visto afectadas directamente y hasta hemos perdido preciosas vidas de hermanos hondureños. Se han producido daños importantes en la infraestructura y áreas cultivadas en varias regiones del país", en cadena nacional de radio y televisión.

En Nicaragua, las autoridades siguen monitoreando el oleaje del lago de Nicaragua que en los últimos días ha crecido más de 50 centímetros. Más de 600 familias correrían peligro si llega a desbordarse. Las autoridades han confirmado la muerte de13 personas y se informó que 27.858 familias han sido afectadas.

Más de 15.000 personas continúan aisladas por las inundaciones y se les está llevando ayuda mediante helicópteros del ejército. Otras 12.000 familias han sido afectadas por daños o destrucción de sus viviendas.

Entretanto en Costa Rica donde también mejoraron las condiciones climáticas hay cinco personas muertas y más de un millar de evacuados, principalmente en la provincia de Guanacaste, al noroeste del país, la mayoría de los cuales comenzaron a retornar a sus hogares.

Se reportó que las lluvias provocaron serios daños en las carreteras del país y hundimientos en la ruta Interamericana Sur, que comunica el país con Panamá, lo que ha obligado a usar rutas alternas, según informó el ministerio de Obras Públicas y Transporte.

"La situación tiende a normalizarse", dijo el director de la Cruz Roja, Jim Batres.

-----------

Colaboraron con esta información: Marcos Alemán en San Salvador, Sonia Pérez en Guatemala, Arturo Gudiño en Costa Rica y Filadelfo Alemán en Nicaragua.

Cargando...