Lluvia se lleva contaminación, pero deja caos

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 7 (EL UNIVERSAL).- La fuerte lluvia y el viento de la noche del viernes en la Ciudad de México contribuyeron a que las condiciones de la calidad del aire mejoraran y fuera levantada la Fase 1 de contingencia ambiental, a cambio dejó árboles caídos y encharcamientos. En redes sociales, usuarios mostraron imágenes y videos de las calles de la alcaldía Azcapotzalco pintadas de blanco por granizo, incluso se reportó la caída del domo al interior del Mercado Xochináhuac.

Bomberos se desplegaron hasta la zona de la caída, en donde no se reportaron lesionados. También se registraron afectaciones en calles de la colonia El Rosario, Xochináhuac. Otras demarcaciones afectadas por la lluvia fueron Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc, en donde hubo un apagón que dejó sin luz a calles de la colonia Tabacalera, en inmediaciones del edificio de la Lotería Nacional.

Las autoridades capitalinas desplegaron cuadrillas del Sistema de Aguas para los diferentes encharcamientos y bomberos atendieron coladeras tapadas. En Benito Juárez, Coyoacán y Tlalpan hubo árboles caídos. Por la intensidad de la lluvia y granizo, que se alargó hasta poco antes de las 22:00 horas, la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC) activó alerta naranja.

Derivado de estas condiciones, en su reporte de ayer de las 20:00 horas, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) suspendió la contingencia ambiental debido a que las concentraciones de ozono cedieron luego de 28 horas.

Medidas adicionales

Ante la presencia de contingencias por ozono durante cinco días de esta semana, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que el Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) hará una revisión de la situación de contaminación atmosférica de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) para identificar qué está provocando el aumento de emisiones de compuestos orgánicos volátiles (COV).

La mandataria informó que durante un encuentro que sostuvo ayer con integrantes de la CAMe y expertos ambientalistas, acordaron implementar medidas que se aplican en otros países para disminuir contaminantes, como modificar el programa de reforestación 2022, diseñado científicamente para mitigar la isla de calor. Otra opción es el uso de pinturas de colores claros en techos y evaluar el impacto del uso intensivo de productos de limpieza durante la pandemia.

"Serían acciones inmediatas y otras que ya son de mediano y largo plazos, como, pues control de la contaminación, que se ha estado viendo a partir de normas y otras acciones que están en el ProAire", dijo.

Sheinbaum Pardo remarcó que los expertos explicaron que particularmente abril y mayo, en la Ciudad de México y en toda la Zona Metropolitana, han aumentado las temperaturas hasta casi 30 grados, lo que contribuye a la formación de ozono, como resultado del cambio climático, el aumento del fenómeno de isla de calor, que se refiere al calentamiento que hay por la cantidad de calles que lo absorben, el asfalto, así como la presencia de mayor radiación ultravioleta.

"Este aumento en la radiación ultravioleta, ellos dicen que puede estar asociado a varios temas; uno, al propio ciclo solar, que en algunos periodos es mayor que en otros; y segundo, a que como hay menos contaminación —increíblemente—, de óxidos de nitrógeno, hay mayor penetración de la luz ultravioleta en la Ciudad, así lo manifestaron”, precisó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.