“No llores por mí, FMI”: una activista protestó disfrazada de Evita en la sede del organismo

·2  min de lectura
La activista posó detrás de unos micrófonos que simulan ser los que se usaban en la época de la presidencia de Perón
Agencia AFP

Mientras que dentro de la sede del FMI en Washington D.C., en los Estados Unidos, Kristalina Gerogieva, directora del ente multilateral, encabezaba el Encuentro de Primavera, en la puerta un grupo de manifestantes llevaba adelante una protesta en contra de ciertas decisiones tomadas por el organismo.

Puertas adentro, funcionarios del FMI se reunían con los representantes del Banco Mundial para tratar varios temas de su agenda, dentro de los cuales se encuentra ayudar a naciones con menores ingresos y evaluar la situación de los países con ingresos medios, punto en el que Argentina y México presentaron una declaración conjunta solicitando mecanismos necesarios “para beneficiar a esas economías”.

Empresas rematan sus autos y camionetas en subastas online

Sin embargo, puertas afuera, la agrupación AVAAZ, la cual se autopercibe como “una comunidad global que integra la acción política dentro de procesos de toma de decisiones globales”, desarrollaba una protesta que reclamaba un cambio en los cálculos de deuda.

Pero aquello que más llamó la atención de la presencia de los activistas fue que una de ellas se disfrazó de Eva Perón y acudió a las puertas del organismo con una bandera argentina donde se lee: “Don’t Feed The Freed Kristalina”, cuya traducción al español es: “No alimentes la avaricia, Kristalina”. Junto a ella, varias personas sostenían pequeñas banderas argentinas y participaban de la protesta.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A través de su cuenta oficial de Twitter, la agrupación solicitó que “se reconozca la riqueza ecológica que aportan los países emergentes a toda la humanidad” y que se implemente “un sistema de reducción o eliminación de deudas externas en compensación por la deuda ecológica”.

Mientras tanto, el Encuentro continuará con su agenda y concluirá el próximo 11 de abril. En ese sentido y mientras la manifestación se llevaba a cabo, la directora del FMI expresó que aspiran a ayudar a las naciones con menores ingresos y que es importante la aceleración del proceso de vacunación para la reapertura de las economías.