"Nos lloraron los ojos"

·1  min de lectura

NAUCALPAN, Méx., junio 6 (EL UNIVERSAL).- "Vi caer la bomba y lo que hice fue proteger a una mujer mayor que estaba aquí esperando a sus familiares", relató Gerardo, funcionario de la casilla de la sección 2791 en Boulevares.

"La lanzaron de la calle y cayó aquí casi a la mitad del patio, la gente que estaba formada entró en pánico, hubo gritos y muchos corrieron hacia dentro, al otro patio y otros salieron", relataron votantes y funcionarios.

A las 13:46 lanzaron el artefacto desde el exterior de la calle boulevard de Las Misiones. "Pensé que era una fuga de gas", señaló una de las testigos.

"Yo creí que se había caído una estructura", afirmó otra persona.

"Fue un ruido muy fuerte, fue hasta que el humo empezó a dañar los ojos y empezaron a llorar que nos dimos cuenta que era gas lacrimógeno", afirmó Ivonne Aguilar Pineda, presidenta de la casilla.

"Nos asustamos, no hubo heridos, tampoco robaron urnas, la votación se suspendió por espacio de una hora, pero la actitud de los ciudadanos fue firme, proteger la papeleria y las urnas", indicó Ivonne Aguilar.

Además los ciudadanos se mantuvieron firmes, que querían seguir votando y que no podía suspenderse la elección de presidenta o presidente municipal y diputados federales y locales.

La casilla de Boulevares fue una de cuatro donde sujetos arrojaron artefactos de gas lacrimógeno en el Colegio Baur en Lomas Verdes; en Paseos del Bosque y otra presuntamente en San Antonio Zomeyucan en Naucalpan.

A estos puntos llegó personal de la Guardia Nacional y policías estatales a resguardar las casillas, hasta que todo volvió a estar tranquilo.