Llevarán la leyenda del Casino del Diablo de Sonora a la pantalla

·3  min de lectura

HERMOSILLO, Son., octubre 29 (EL UNIVERSAL).- La famosa leyenda urbana del "Casino del diablo" será llevada a la pantalla, a través de un proyecto audiovisual de suspenso que retratará esta emblemática historia de Hermosillo acontecida en el año de 1957.

Oliver Rendón, director de la obra, dijo que lo que se busca a través de este proyecto artístico es darle reconocimiento y valor a la capital sonorense, exponer al mundo la capacidad artística y cinematográfica de la región y dar a conocer uno de los mitos más representativos de ésta.

"Es un proyecto que va a dar a conocer más de la ciudad, a través de una leyenda, a través del suspenso, pero la gente se podrá dar una idea de la riqueza que tenemos en nuestra ciudad en paisajes, como de lugares históricos y de la riqueza cultural que tenemos", expresó.

La leyenda del "Casino del Diablo" da cuenta de un suceso paranormal acontecido en el entonces reconocido Country Club, en donde se desarrollaba un baile con motivo de fin de año, cuando una joven fue testigo de la aparente aparición de Satanás, a partir de entonces se ha difundido por años este hecho, incluso a la fecha hay quienes afirman haber sido testigos.

Oliver Rendón dijo que el filme estará engalanado con artistas de talla internacional que tendrán una importante participación en el elenco; además, habrá muchísimo talento local participando en el cortometraje.

Destacó que se trata de un proyecto independiente, en el que participan diversos productores sonorenses. "Se trata de una producción cinematográfica totalmente independiente, es un producto local que estamos preparando con los más altos estándares de calidad. Va a ser un gran producto nacido en Hermosillo", reveló el productor.

Las grabaciones iniciarán a mediados de noviembre próximo en diversos puntos de la geografía hermosillense, para estar listo y proyectarse a inicios el año entrante.

La leyenda del Casino del Diablo Corrían los años 50 cuando una joven llamada Linda, de 16 años, desobedeció a su madre, ese día se arregló el cabello y se alistó por horas para quedar lo más bella que pudo para acudir al baile de celebración del Año Nuevo.

No tenía permiso; sin embargo, ella acudió al lugar y uno a uno fue subiendo los escalones, con la ilusión de encontrar una pareja con quien bailar. Hizo su entrada triunfal al salón y su mirada descubrió frente a la chimenea al hombre más apuesto que había visto en su vida

El baile estaba en su apogeo, muchos jóvenes la invitaron a danzar, ella los despreció, de pronto el galán desconocido la sacó a bailar. Linda ilusionada se dirigió al centro de la pista y después de unas piezas empezó a sentir caliente su espalda.

Era el abrazo de aquel hombre y en su cuerpo algo la quemaba, se separó de su pareja, luego, dio un despavorido grito que retumbó por todos los rincones del salón. Su mirada estaba puesta en las extremidades inferiores del caballero que momentos antes la tenía arrobada; había descubierto que tenía una pata de gallo y la otra de chivo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.