Llegan a Siria 150.000 dosis de una vacuna china

ALBERT AJI
·2  min de lectura

DAMASCO (AP) — El gobierno sirio recibió el sábado el primer cargamento de una vacuna china contra el coronavirus, un regalo de 150.000 dosis a Damasco, anunciaron funcionarios de ambos países.

Las vacunas chinas arribaron al aeropuerto de Damasco, donde fueron recibidas por el ministro de Salud sirio Hassan Ghabbash y el embajador chino.

El envío llega unos pocos días después de que más de 200.000 dosis fueron entregadas a Siria por el programa auspiciado por la ONU para proveer vacunas a los países necesitados.

Las nuevas dosis casi seguramente acelerarán la campaña de inoculaciones en el país, vapuleado por la guerra civil y donde el debilitado sector de salud se ha visto abrumado por la pandemia y donde las infecciones siguen aumentando.

Siria fue el país más reciente del Oriente Medio y el norte de África en recibir las vacunas suministradas por el programa COVAX, con el primer embarque llegando esta semana.

Funcionarios de la ONU dicen que las cantidades son limitadas y han pedido más fondos y vacunas para ayudar a frenar la diseminación del virus en el país, que resiente aún años de un conflicto bélico y penurias económicas.

Las vacunas provistas por la ONU, producidas por AstraZeneca, llegaron el miércoles y el jueves. Fueron parte de una campaña encabezada por Naciones Unidas para vacunar a 20% de la población antes del final del año. Los trabajadores de salud y otros en la línea del frente contra la pandemia, así como los ancianos y las personas con enfermedades crónicas tienen prioridad.

Ghabbash dijo que China ha estado respaldando a Siria durante la pandemia, primero con expertos médicos y técnicos y ahora con la vacuna Sinopharm.

No estaba claro cómo van a ser distribuidas las vacunas chinas. Un segundo grupo de 150.000 dosis de la vacuna llegará pronto a Siria, dijo el embajador Feng Biao.