Llegada a Venecia, contactos con el FMI y reunión con Georgieva el sábado

·4  min de lectura
El ministro de economía, Martín Guzmán, en Venecia durante la reunión con el ministro de Economía de Corea del Sur en el G20
MECON

Pasado el mediodía, el ministro de Economía, Martín Guzmán, desembarcó en Venecia, donde participará paralelamente de las reuniones de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20, y del proceso de negociación que mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda de US$45.000 millones.

Según confiaron a LA NACION fuentes oficiales, el funcionario mantuvo hoy una reunión “preparatoria” con el staff de la misión argentina del FMI, en la que estuvieron Julie Kozack y Luis Cubeddu. La idea, cuentan, fue ordenar el esquema de trabajo, que comenzará mañana con reuniones técnicas entre los enviados argentinos y del organismo multilateral.

Fuentes del FMI confirmaron además que la reunión con Georgieva será el próximo sábado. En el Fondo dijeron que “la misión buscará profundizar aún más el trabajo técnico que se está realizando, discutir la evolución de la pandemia y las implicaciones para las perspectivas de crecimiento, así como las prioridades políticas de las autoridades y su agenda de reformas en el período venidero”, completaron desde el organismo multilateral. En la Argentina ya adelantaron que no habrá definiciones sobre el programa de Facilidades Extendidas (EFF, por sus siglas en inglés) tras este viaje.

El ministro de Economía comenzó además hoy con las reuniones bilaterales con sus pares del G20. Hoy se encontró con el ministro de Economía de Corea del Sur, Hong Nam-Ki. Mañana será el turno de Alemania, Japón Rusia, y México. Los dos primeros son los principales acreedores del país en el Club de París. Rusia y México son aliados del Gobierno. Además, ya comenzarán los plenarios, con diferentes temas en la agenda, de los ministros de Economía.

El ministro de economía, Martín Guzmán, en Venecia durante la reunión con el ministro de Economía de Corea del Sur
MECON


El ministro de economía, Martín Guzmán, en Venecia durante la reunión con el ministro de Economía de Corea del Sur (MECON/)

“Alcanzamos entendimientos en temas multilaterales clave como poder redistribuir DEG a los países de ingresos medios y revisar integralmente la política de sobrecargos del FMI”, afirmó el ministro en Twitter sobre su encuentro con su par coreano. “Coincidimos también en la importancia de adaptar los marcos institucionales multilaterales para desalentar los movimientos de capitales de corto plazo que son desestabilizantes para las economías emergentes”, dijo.

“Corea del Sur vivió una transformación productiva que enseñó mucho sobre el rol del Estado para el desarrollo”, agregó el ministro de Economía”, y cerró: “Con el ministro marcamos el interés mutuo en profundizar los vínculos entre nuestras naciones, en vísperas del 60° aniversario de esta relación diplomática”.

La negociación con el FMI

El Gobierno, que pensaba cerrar un acuerdo con el FMI en mayo o junio tiene previsto reestructurar la deuda con el FMI luego de las elecciones de término medio, pero antes de fines de marzo de 2022. Es el plazo al que se comprometió Guzmán con el Club de París semanas atrás para poder también refinanciar la deuda que vencía en mayo. En septiembre y diciembre, entre capital e intereses, la Argentina deberá pagar unos US$4600 millones al Fondo. Parte de esa pasivo podría abonarlo con los DEG que le corresponderán -que llegarían a fines de agosto- por la ampliación de emergencia que prevé aprobar el Fondo.

Pese a que el kirchnerismo duro reclama la suspensión de los pagos, el ministro ratificó -luego de que también lo hiciera Cristina Kirchner en su último discurso- la decisión de que no haya eventos disruptivos (un default). Sin embargo, tomó los reclamos de la vicepresidenta para mejorar la tasa de interés, particularmente, suspender la política de recargos que le cuesta a la Argentina cerca de US$1000 millones anuales. Además, se le pidió extender el plazo de pago. Guzmán explicó varias veces que no existe en góndola del FMI un programa con 20 años de plazo, por lo que está pidiendo al organismo una cláusula en el nuevo programa que permita al país saltar a un nuevo plan de pagos mejor si existiese en el futuro.

Por otra parte, en conjunto con México, Guzmán comenzó una campaña para intentar que los DEG que no sean utilizados por países de ingresos altos puedan ser usados por naciones de ingresos medios en crisis, como la Argentina.

“Estamos emprendiendo mañana (por anteayer) una nueva gira que es por el G20. Vamos a tener reuniones técnicas con el FMI para poder resolver el enorme problema que las políticas de Juntos por el Cambio le generaron a la Argentina con el préstamo histórico de 45.000 millones de dólares desembolsados”, dijo Guzmán en una visita a Tandanor. “Lo que hace es generarnos una carga de deuda insostenible que tenemos que resolver para contar con las capacidades que se requieren para las políticas públicas para el desarrollo”, señaló.

“Hemos avanzado en poder obtener más tiempo para restructurar la deuda con el Club de París y evitar un shock desestabilizante en la economía”, señaló y cerró: “Tuvimos un resultado favorable hace poco y ahora seguimos avanzando para reestructurar la deuda con el FMI. El Gobierno está resolviendo problemas para tener una carga de compromisos en dólares que sea sostenible, que significa para la Argentina mayores oportunidades de generación de empleo, de reducir la inflación y de políticas de desarrollo industrial para el desarrollo productivo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.