Abdo Benítez promulga ley para destinar fondos de hidroeléctricas a Salud

Agencia EFE
·3  min de lectura

Asunción, 26 abr (EFE).- El presidente Mario Abdo Benítez promulgó este lunes la ley sancionada por el Congreso que establece el empleo de los fondos sociales del lado paraguayo de las hidroeléctricas de Itaipú y Yacyretá para la compra de materiales e insumos médicos durante la pandemia de coronavirus.

El proyecto fue una iniciativa de los diputados de la oposición ante las deficiencias de la red pública de salud, sobrepasada por el incremento de casos de covid, que se ha cobrado 5.900 vidas en el país, de siete millones de habitantes.

El jefe del Gabinete Civil, Hernán Hutteman, informó este lunes a los medios de la decisión del mandatario, tras un "análisis político y jurídico" en el que se tuvo en cuenta la "situación excepcional de emergencia sanitaria".

El proyecto fue remitido la semana pasada al Ejecutivo, que se tomó varios días para su estudio, con consultas al Ministerio de Hacienda y a Cancillería, además de una reunión este lunes con el director de Itaipú, Manuel Cáceres, y el de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos.

Tras esos encuentros, Abdo Benítez optó por la promulgación, que ya firmó la tarde del lunes junto con el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, y el de Exteriores, Euclides Acevedo.

Desde que el Congreso aprobó la ley se planteó la duda sobre la continuación de los programas sociales a los que ya se estaban destinando esos fondos, como las becas para estudiantes.

Sobre este punto, Hutteman señaló que "se va a tratar que todos los programas se mantengan", atendiendo al componente de protección social.

Las autoridades paraguayas de Itaipú, compartida con Brasil, y de Yacyretá, con Argentina, trabajan ahora con el Ministerio de Salud y Hacienda para canalizar el uso de los fondos y fortalecer el sistema sanitario.

El Ejecutivo avanza ahora en la reglamentación de la ley "que permita su aplicabilidad cuanto antes", añadió el jefe del Gabinete Civil.

EXPECTACIÓN CIUDADANA

Abdo Benítez tenía de plazo hasta este viernes para vetar o promulgar la ley, pero en su contra jugaba una progresiva extensión del virus, fruto de la entrada de la variante brasileña, y récords de positivos y personas hospitalizadas.

Según algunos referentes de la oposición, en la promulgación tuvo incidencia la presión de la ciudadanía, que el mes pasado protagonizó protestas en Asunción exigiendo la renuncia del mandatario por su gestión de la pandemia.

Desde las redes sociales había gran expectación ante la decisión del mandatario debido a la oposición al proyecto de gran parte del gobernante Partido Colorado.

De hecho, la ley fue rechazada en una primera votación en la Cámara Baja, con mayoría del oficialismo, para ser luego tratada en el Senado, donde se aprobó y fue devuelta a los diputados

La segunda votación aprobó el proyecto con un voto de diferencia, tras el cambio de postura de varios diputados colorados.

Los legisladores oficialistas adujeron que el empleo de esos fondos de la represas era anticonstitucional y no permitido en los acuerdos entre los otros dos países que comparten las hidroeléctricas.

Desde la oposición se enfatizó en las criticas al destino de esos fondos medioambientales a gobernaciones y municipios controlados por el Partido Colorado, la fuerza política hegemónica del país por décadas.

Paraguay ha registrado desde marzo de 2020 un total de 267.082 contagios, con 5.900 fallecidos y 219.647 recuperados.

(c) Agencia EFE