Ante la llegada de Halloween, advierten a los padres sobre golosinas que se parecen al cannabis

·4  min de lectura

La oficina del fiscal general de Illinois emitió una advertencia el martes para tener mucho cuidado con las golosinas que terminan en las manos de su hijo este Halloween; podrían ser una apariencia comestible de cannabis que impartirá más que un subidón de azúcar.

Los comestibles de cannabis potencialmente ilícitos, que imitan todo, desde Flamin ‘Hot Cheetos hasta Skittles, se venden en línea y pueden contener altas concentraciones de THC, el principal químico psicoactivo de la marihuana. Eso podría representar una seria amenaza para los niños si se consume, dijo la oficina del fiscal general.

“Las sobredosis accidentales de cannabis por parte de niños están aumentando en todo el país, y estos productos similares sólo agravarán el peligro al atraer a niños y jóvenes”, dijo el fiscal general de Illinois, Kwame Raoul, en un comunicado de prensa.

Durante la primera mitad de 2021, la Asociación Estadounidense de Centros de Control de Envenenamientos, una organización sin fines de lucro que representa a 55 centros en EEUU, reportó 2,077 llamadas de emergencia relacionadas con niños menores de 12 años que ingieren productos de cannabis. Se informaron 153 incidentes de este tipo durante todo 2016, según datos de la asociación.

Si bien Illinois regula los comestibles de cannabis legales que se venden a través de dispensarios autorizados, un mercado negro en auge puede eludir tanto las regulaciones estatales como las leyes de propiedad intelectual, ofreciendo productos empaquetados como dulces y bocadillos conocidos, pero que tienen el toque extra de THC.

En mayo, el gigante de los dulces con sede en Chicago, Wm. Wrigley Jr. Co. presentó una demanda por infracción de marca registrada contra Terphogz, una empresa de California que produce Zkittlez. La demanda alega que los dulces con infusión de cannabis están destinados a “causar confusión” con la marca Wrigley’s Skittles y representan un peligro para los niños. Ese caso está en curso en la corte federal de Chicago.

Wrigley también demandó a otras cuatro compañías en EEUU y Canadá por vender comestibles con infusión de cannabis con marcas que se asemejan a Skittles, Starburst y Life Savers.

En los últimos años se han presentado demandas similares por infracción de marcas comerciales contra productos con infusión de cannabis que se asemejan a Reese’s Peanut Butter Cups, Sour Patch Kids y Nerds Rope de Reese.

La oficina del fiscal general advirtió que los comestibles de cannabis que se venden fuera del mercado regulado de Illinois pueden tener niveles mucho más altos de THC. En Illinois, los productos comestibles legales pueden contener hasta 10 miligramos de THC por porción de adulto, con no más de 100 miligramos de THC en el paquete.

El fiscal general dijo que una sola bolsa de Cheetos similares puede contener 600 miligramos de THC. Si un niño se comiera toda la bolsa, consumiría 60 veces la porción máxima legal de un adulto en Illinois.

Una variedad de productos similares a Flamin ‘Hot Cheetos con infusión de cannabis se comercializa en línea. Frito-Lay, que fabrica Cheetos, no ofrece comestibles de cannabis.

Jason Erkes, portavoz de Cresco Labs, con sede en Chicago, un gran operador de cannabis multiestatal que posee 10 dispensarios minoristas de Sunnyside y tres centros de cultivo en Illinois, dijo que los productos comestibles de la compañía nunca se confundirían con los dulces destinados a los niños.

“Las cosas que vendemos están empaquetadas y marcadas apropiadamente, y en contenedores sellados de seguridad para niños, con un etiquetado muy claro de que se trata de un producto de cannabis medicinal”, dijo Erkes. “Cuando compra algo en el mercado ilícito, o de una fuente que no tiene buena reputación, no va a tener esas salvaguardas”.

Erkes cuestionó la probabilidad de que los comestibles de cannabis terminen intencionalmente en bolsas de Halloween, aunque sólo sea por el costo prohibitivo de llenar una cubeta de dulces ese día.

“Estás pagando $40 o $50 por un paquete de 100 miligramos de 10 comestibles, frente a $2.99 por un paquete de dulces”, dijo Erkes.

La marihuana recreativa se legalizó en Illinois en enero de 2020. Las ventas totales alcanzaron los $1.03 mil millones el año pasado, incluidos $669 millones en marihuana recreativa y más de $366 millones en ventas médicas, según el Departamento de Regulación Financiera y Profesional de Illinois.

El ritmo de los ingresos por marihuana del estado se ha acelerado este año, con casi $1.3 mil millones en ventas totales hasta septiembre, incluidos $997 millones en productos de cannabis recreativo.

  • Este texto fue traducido por Octavio López/TCA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.