Llega el verano a las playas minadas del mar Negro en Odesa, una tentación para los más atrevidos

Prohibido bañarse, prohibido pescar, prohibido tomar el sol. Demasiado para quienes creen que el peligro no es para tanto. Y eso que ya murieron dos bañistas por tocar una mina. Los más temerarios dicen que mueren más personas en la carretera.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.