Llega nueva misión del FMI a Argentina para renegociar deuda

Associated Press
·3  min de lectura

BUENOS AIRES (AP) — Una misión del Fondo Monetario Internacional llegará el martes a Argentina para negociar con el gobierno la refinanciación de una deuda por unos 44.000 millones de dólares.

Esta es la segunda vez en el último mes que un equipo del FMI encabezado por la subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozack, visita Buenos Aires para alcanzar un nuevo programa de financiamiento que reemplace al acuerdo por más de 56.000 millones de dólares que el organismo suscribió con el anterior gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) en medio de una fuerte devaluación.

Unos 44.000 millones de dólares de ese monto ya han sido desembolsados.

La misión del Fondo busca saber cuál es la estrategia del gobierno del peronista Alberto Fernández para atajar la recesión y estabilizar la economía sin desajustar las cuentas fiscales.

El gobierno buscará acordar un programa de facilidades extendidas para renegociar su deuda ya que, según el ministro de Economía Martín Guzmán, "da un periodo de repago del capital en cuotas entre el año cuatro y medio y el año diez”.

El gobierno espera sacar adelante una ley que establezca que el nuevo acuerdo con el FMI y toda nueva deuda en moneda extranjera sean aprobados por el Parlamento.

Guzmán también dijo que el nuevo programa deberá basarse "en principios completamente diferentes, entendiendo que no hay restauración de la estabilidad macroeconómica sin la recuperación del crecimiento económico”.

La crisis que Argentina arrastra desde hace más de dos años se profundizó en el marco de la pandemia y la cuarentena que trajo aparejada.

El Fondo proyecta que la caída de la economía del país sudamericano será de cerca del 12% en 2020.

Tras su primera visita a Buenos Aires en octubre, el Fondo concluyó que las dificultades son complejas, como "elevados niveles de pobreza y desempleo, cuyos efectos se ven agravados por importantes presiones en el mercado cambiario”.

Esta segunda visita se produce en momentos en que el gobierno logró reducir la brecha entre el dólar oficial y el que cotiza en el mercado ilegal.

El desequilibrio -que recalentaba la inflación- se produjo luego de que tras el drenaje de las reservas del Banco Central en septiembre el gobierno se vio forzado a restringir al máximo la venta de dólares, lo que a su vez llevó a la divisa a un precio récord de 195 pesos por unidad en el circuito paralelo, más del doble que en el mercado oficial.

El dólar en el circuito ilegal se vendía el martes a 151 pesos por unidad y el del Banco de la Nación Argentina a 84,5 pesos.

La misión del Fondo podría permanecer dos semanas en el país.

El FMI, que no goza de buena imagen entre los argentinos porque lo asocian con los planes de ajuste que detonaron la profunda crisis de 2001, ha afirmado que comparte el compromiso de las autoridades con políticas que aseguren “una consolidación fiscal favorable al crecimiento y al mismo tiempo protejan a los más vulnerables, permitan una reducción gradual de la inflación e impulsen la creación de empleo”.