Llega la hora de las definiciones en cumbre climática

1 / 3

CUMBRE DE CLIMA

Un gaitero acompaña la delegación del Reino Unido para promover COP26, a realizarse en Glasgow, Escocia, en la cumbre sobre el clima COP25 en Madrid, viernes 13 de diciembre de 2019. (AP Foto/Paul White)

MADRID (AP) — Funcionarios de casi 200 países intentaban el viernes llegar a un acuerdo en la cumbre climática de la ONU en Madrid, entre temores crecientes de que los problemas cruciales se verán postergados por un año más.

Ante la inminencia de los plazos, los negociadores estudiaban borradores enmendados con la esperanza de salvar un acuerdo presentable sobre los mercados internacionales de carbón y la ayuda a los países pobres afectados por el cambio climático.

La ministra alemana de Ambiente dijo que la decisión de los gobernantes de la Unión Europea la noche anterior en Bruselas de volver al bloque "climáticamente neutro" para 2050 alentaría las negociaciones en la capital española, cuando restan apenas horas para el final oficial.

"Con esto podemos convencer a otras economías principales que se unan y demuestren cómo quieren reducir las emisiones de carbón", dijo Svenja Schulze a The Associated Press.

Aunque la agenda de Madrid no incluye acordar nuevas metas más estrictas para alcanzar los objetivos del acuerdo de París de 2015, los observadores dicen que una señal fuerte ayudará a impulsar a los países a lograrlo antes del plazo del año próximo.

"La decisión europea fue increíblemente importante", dijo Helen Mountford, del Instituto de Recrusos Mundiales, una institución de estudios ambientales con sede en Washington, D.C. "Significa que vienen a la mesa con una posición mucho más fuerte que puede ayudar a lograr lo necesario en cuanto a objetivos".

En tanto, países de la UE y otras regiones insistieron en que prefieren no aprobar normas sobre los mercados internacionales de carbón en lugar de perfeccionar una que socavaría los esfuerzos para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero. Los economistas dicen que permitir a las empresas y los países ricos invertir en la protección de selvas y otras medidas de reducción del carbón en países pobres sería una herramienta vital para reducir las emisiones siempre que reine la transparencia en los mercados.

Los grupos ambientalistas realizaban protestas frente a la sede de la cumbre para expresar su desaliento ante la lentitud de las negociaciones, pero los observadores dijeron que el mensaje de los manifestantes no parecía afectar las negociaciones.

"Avanzan a paso de caracol", dijo Mountford. "Hay mucha falta de confianza entre los negociadores y, francamente, mucho egoísmo en la sala cuando lo que se necesita es avanzar juntos para afrontar de veras esta crisis climática".

Los científicos dicen que las grandes reducciones de las emisiones globales deben comenzar el año próximo para alcanzar la meta de París, de mantener el calentamiento global en 2 grados centígrados, o mejor en 1,5 grados, para fines de siglo.