Llega a Honduras una brigada médica cubana a ayudar a los afectados por las tormentas

Agencia EFE
·2  min de lectura

Tegucigalpa, 16 dic (EFE).- Una brigada médica de Cuba llegó este miércoles a Honduras para asistir a los damnificados por las inundaciones provocadas por las tormentas tropicales Eta e Iota en el país centroamericano, que dejaron al menos un centenar de muertos.

La brigada fue recibida por el viceministro hondureño de Salud, Nery Cerrato, en el Aeropuerto Internacional Toncontín de la ciudad de Tegucigalpa, localizado en el departamento central de Francisco Morazán, que registra la mayor incidencia de casos del coronavirus SARS-CoV-2.

El grupo está integrado por 25 profesionales del contingente de médicos especializados en situaciones de desastre y graves epidemias "Henry Reeve", quienes se dirigirán al norte de Honduras, la más afectada por las intensas lluvias asociadas a los fenómenos meteorológicos.

El embajador de Cuba en Honduras, Francisco Delgado, dijo a periodistas que la brigada trae además un hospital de campaña con 30 camas y medicamentos y esperan atender a unas 300 personas diarias.

Entre el equipo figuran médicos generales, pediatras, un psiquiatra y epidemiólogos, señaló el diplomático cubano.

El viceministro hondureño de Salud agradeció el apoyo de Cuba y anunció que la brigada se desplazará hoy mismo a la ciudad de El Progreso, departamento de Yoro, en el norte.

"Los médicos hondureños y médicos cubanos estarán luchando contra la pandemia y los efectos de las tormentas Eta e Iota en nuestro país", subrayó Cerrato.

Eta, primero, e Iota, dos semanas después, afectaron a más de 3,5 millones de personas en Honduras, donde todavía siguen en albergues cerca de 100.000 damnificados por las inundaciones.

Según el funcionario, la brigada médica cubana permanecerá en Honduras al menos un mes, sin ninguna remuneración económica.

Esta es la segunda brigada médica cubana que llega este año a Honduras. El primer equipo llegó en abril pasado para sumarse a la lucha del país contra la covid-19, atendiendo una solicitud del Gobierno hondureño, y permaneció cinco meses en Honduras.

Al concluir su misión en Honduras, en septiembre, la brigada fue reconocida por el Parlamento con la Orden Cruz del Comendador.

Cuba ha venido ayudando a Honduras con brigadas médicas desde el huracán Fifí, en 1974, que afectó más a la región norte, y más tarde, en 1998, tras el devastador paso del huracán Mitch, que dejó daños en todo el país centroamericano, con más de 5.000 muertos y millonarias pérdidas económicas y materiales.

(c) Agencia EFE