Llega el Cybermonday: ¿conviene comprar con Ahora 12 para ganarle a la inflación?

Con la inflación galopante que vive Argentina, los pesos "queman" en la mano y la gente hasta hace cola para comprar productos en cuotas.

Pagar con tarjeta de crédito en el tiempo y sin interés es, sin duda, lo más conveniente, pero esta opción es una rareza porque lo más habitual es que las cuotas tengan un recargo.

Y dentro de los planes en cuotas con interés, el plan Ahora 12 (en sus versiones que va de 3 a 24 meses, según el producto) es una de las opciones preferidas porque el costo es más bajo que el financiamiento propio de las tarjetas de crédito y los bancos.

El programa Ahora 12 tiene un interés nominal menor a la inflación proyectada para los próximos meses, pero cuando se evalúa el costo financiero total, la cosa cambia. No todos los plazos son convenientes.

Ahora 12: ¿de cuánto es el interés?

Luego de varios cambios, este plan oficial tiene una tasa de interés equivalente al 0,75 de la tasa de plazo fijo a 30 días. Con la última suba del interés de los plazos fijos, la tasa nominal anual (TNA) del Ahora 12 quedó en 99,75% a partir de octubre.

Para conocer la cantidad de cuotas
Para conocer la cantidad de cuotas

Para conocer la cantidad de cuotas con las que conviene abonar, será esencial tener en cuenta el Costo Financiero Total (CFT).

Esto arroja una tasa mensual del 8,3%. Este valor es menor a la inflación esperada de los próximos meses, pero para llegar al costo financiero total (CFT), el que realmente importa, se deben sumar gastos e impuestos (IVA sobre intereses, el más importante).

En la práctica, cuando una persona va a comprar y quiere financiar con el plan Ahora, el comercio aplica un recargo sobre el precio de contado y divide este total en las cuotas elegidas. De esas cuotas con recargo surge el interés que tiene la operación.

Del porcentaje máximo que se puede aplicar, según las resoluciones de la Secretaría de Comercio, surge que el costo financiero oscila entre 147% y 285% anual según el plazo.

¿Las cuotas le ganan a la inflación?

Como los costos son diferentes según el plazo, cabe preguntarse a cuántas cuotas conviene comprar.

Para esto, un primer análisis es comparar el CFT con la inflación esperada. Según se desprende del cuadro, el interés mensual del plan oscila entre el 7,8%, para 3 cuotas, y va subiendo hasta llegar a 11,9% para 24 cuotas.

En agosto y septiembre de 2023, la inflación fue de 12,4% y 12,7%, respectivamente. Para octubre, el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central en base a estimaciones de 40 consultoras, arrojaba un promedio de 9,5%. Para los próximos 12 meses, se esperaba un 186%.

Cabe aclarar que estas proyecciones son de fines de septiembre y se quedaron "cortas" respecto a la inflación estimada ese mes. Lo que viene pasando es que, cada mes, el REM prevé una suba de precios más alta. Hoy no se descarta que la inflación de 2024 supere el 200%.

Ahora 12 o Ahora 6: ¿en cuántas cuotas conviene comprar?

Si se consideran los costos financieros, los planes Ahora más cortos son los más convenientes.

Hasta 6 cuotas, el CFT (181%) es menor a la inflación prevista para los próximos meses y hasta 12 cuotas (CFT de 217%) está en línea con las expectativas corregidas en octubre.

Debido a los nuevos intereses, los planes
Debido a los nuevos intereses, los planes

Debido a los nuevos intereses, los planes de cuotas más extensos cada vez convienen menos.

Si el plazo es mayor (18 o 24 meses) ya no es conveniente. Primero, porque el costo financiero sube mucho (248% y 285%, respectivamente).

En segundo lugar, muchas personas miran el monto de la cuota para ver el plazo. Quizá a 3 meses sea lo más barato, pero si la cuota es alta, se busca un financiamiento más largo. Esto es así hasta los 12 meses, pero por más tiempo ya no.

Cuando se compara el monto de cada cuota entre el plan a 12 y a 18 meses, la reducción es muy baja ($1.800 pesos mensuales cada $ 100.000 de compra). Y a 24 meses definitivamente no conviene: sólo hay una diferencia de $170 respecto al Ahora 18.

Qué se puede comprar con el plan Ahora 12

Este programa permite financiar, con tarjetas de crédito bancaria, diversos artículos de producción nacional. Cada rubro tiene limitaciones en el plazo de financiación.

Veamos algunos ejemplos:

  • Celular Motorola E22 64GB. Precio de contado: $89.000. Se puede financiar el plan oficial hasta en 12 meses. Ahora 3: precio final $ 104.408,90 (recargo 16,01%), cuota $ 34.802,97 (CTF: 149,8%). Ahora 6: precio final $ 120.339,46 (recargo 33,71%), cuota $ 20.056,58 (CFT: 185%). Ahora 12: precio final $ 159.124,29 (recargo 76,81%), cuota $ 13.260,36 (CFT: 222%).

  • Cocina Florencia 5517F. Precio de contado: $ 228.699. Permite todas las opciones de financiamiento con el plan Ahora, de 3 a 24 meses. Ahora 3: precio final $ 265.290,84, cuota $ 88.430,28. Ahora 6: precio final $ 306.456,66, cuota $ 51.076,11. Ahora 12: precio final $ 404.797,23, cuota $ 33.733,10. Ahora 18: precio final $ 532.868,67, cuota $ 29.603,82. Ahora 24: precio final $ 699.818,94, cuota $ 29.159,12.

  • Televisor Samsung 4K 50". Precio de contado: $ 249.999. No están disponibles los plazos más cortos, sólo se financia de 12 a 24 meses. Ahora 12: precio final $ 442.015, cuota $ 36.834,59. Ahora 18: $ 582.130,53, cuota $ 32.340,59. Ahora 24: $ 765.524,39, cuota $ 32.896,85.

Por la inflación,
Por la inflación,

Por la inflación, cada vez es más difícil encontrar comercios adheridos al programa Ahora 12.

Como se ve en estos casos reales, en los plazos más cortos (hasta 1 año), la cuota baja en forma importante de un plan a otro y eso podría justificar elegir los más largos.

Pero, a partir de los 18 meses la diferencia es ínfima y a 24 meses ya no conviene. En los ejemplos de la cocina y el televisor, las diferencias son de menos de $4.000 entre 12 y 18 cuotas e inferior a $500 al pasar de 18 a 24 cuotas.

¿Me conviene pagar de contado o en cuotas?

Cuando ven el diferencial del precio de contado y el monto total financiado, muchas personas tienen la tentación de preferir pagar en efectivo.

Pero, con la inflación y las tasas de interés actuales hay otra alternativa mejor: poner el dinero en un plazo fijo a 30 días, ir pagando las cuotas a medida que vence y renovar el depósito por el saldo.

Si al final del plazo queda dinero, entonces es mejor pagar en cuotas.

Si tomamos la tasa de interés actual del plazo fijo (133% nominal anual, 11% efectiva mensual), en el caso del Ahora 3, al final de los tres meses cada $100.0000 de compra queda un remanente del plazo fijo de $7.728,56.

Si contamos con el
Si contamos con el

Si contamos con el dinero para abonar en un pago, convendrá colocar ese monto en plazo fijo y usar los intereses para pagar cada cuota.

Suponiendo que es rendimiento se mantiene en el tiempo, en 6 meses, el saldo del plazo fijo es de $11.163; en 12 cuotas , de $16.620; y en 18, de $5.870. En 24 cuotas, el dinero se acaba en la cuota 20 y eso demuestra que no conviene para nada.

Si bien puede parecer que los plazos más largos arrojan más dinero, si esos montos nominales se los trae al valor actual, arroja un saldo a precio de hoy de entre $5.600 y $4.700 de 3 a 12 cuotas, y de $885 a 18 cuotas.