Llama Iglesia a luchar contra la polarización

·2  min de lectura

Perla Miranda

CIUDAD DE MÉXICO, enero 2 (EL UNIVERSAL).- Al presidir la misa por la Jornada Mundial de la Paz, en la Basílica de Guadalupe, el nuncio apostólico Franco Coppola se despidió de México e hizo un llamado a luchar contra la polarización y la desigualdad en el país y con ello alcanzar la paz en 2022.

"El Papa generalmente dirige un mensaje a todos los fieles y a los hombres de buena voluntad y parece que hoy ha querido contestar a la pregunta que muchas personas me han hecho:

"¿Cómo lograr la paz en un país tan bueno, tan rico, tan fiel, tan creyente y tan azotado por la violencia, por la muerte?

"La respuesta no es nada fácil, pero no se puede lograr la paz si hay división, hay que unirse, la paz es un valor que merece que pongamos de lado las diferencias", afirmó.

Antes de retirarse de México para emprender una nueva misión en Bélgica, el nuncio apostólico se dirigió por última vez a los creyentes mexicanos y agradeció al arzobispo, Carlos Aguiar Retes, por permitir dirigirse a los fieles en su último día en el país. Pidió que se mejore la educación de los niños y que se garantice un trabajo digno para toda la población, pues, agregó, sólo así se alcanzará la paz.

"¿Saben que hay millones de niños que no tienen dicha de la educación? He visitado lugares de nuestro país donde hay edificios, escuelas, pero no hay maestros porque no se animan a ir porque es peligroso".

No es su culpa, enfatizó el prelado, pero los niños no tienen escuela y hasta que no se garantice la educación no habrá paz. También, para que haya paz es necesario que haya trabajo, si no hay trabajo digno no hay paz.

"México tiene muchos recursos materiales y humanos, es un país que es rico; hay una parte que vive dignamente, pero la mayoría vive en pobreza".

El nuncio apostólico también recordó que para este 2022 pide por que México se libere de su egoísmo y del pensamiento individual, puesto que tanto ciudadanos como las autoridades son responsables de lo que ocurre en el país.

A su vez, Aguiar Retes agradeció por el servicio que Franco Coppola prestó en México durante cinco años y medio, y enfatizó que cumplió con su misión. "Pon en manos de nuestra querida madre su nueva responsabilidad, para que ella lo inspire y asista para bien de la Iglesia", mencionó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.