Liz Truss será la nueva líder del Partido Conservador y la próxima primera ministra

·3  min de lectura

Liz Truss se impuso en el proceso para convertirse en la nueva primera ministra, tras superar a su rival Rishi Sunak.

En su discurso de victoria se comprometió a “cumplir” en Downing Street.

Prometió que “se ocuparía de la crisis energética, de las facturas de energía de los ciudadanos, pero también de los problemas a largo plazo que tenemos en el suministro de energía”, así como de los retos que afronta el NHS.

Y dio a entender que descarta unas elecciones generales anticipadas, afirmando que conseguirá “una gran victoria” para su partido en 2024.

Truss obtuvo el respaldo de más de 81.000 miembros del partido para convertirse en la nueva líder del Partido Conservador, por un margen menor del esperado, del 57 al 43 por ciento.

Será la cuarta primera ministra conservadora desde 2016, cuando David Cameron dimitió tras perder la votación del Brexit. Pero no se le pedirá que forme gobierno hasta mañana, cuando visite a la Reina en Balmoral.

Se esperaba que Truss ganara después de que las encuestas sugirieran que era la favorita en la contienda para reemplazar a Boris Johnson.

En su discurso dio las gracias a los votantes conservadores “por haber confiado en mí para liderar nuestro gran Partido Conservador, el mayor partido político del mundo”.

“Sé que nuestras creencias resuenan en el pueblo británico: nuestras creencias en la libertad, en la capacidad de controlar tu propia vida, en los impuestos bajos, en la responsabilidad personal”.

“Sé que por eso la gente nos votó en tal número en 2019 y, como líder de su partido, tengo la intención de cumplir lo que prometimos a esos votantes en todo nuestro gran país”.

Y añadió: “Todos cumpliremos con nuestro país y me aseguraré de que utilicemos todos los fantásticos talentos del Partido Conservador, nuestros brillantes diputados y pares, nuestros fantásticos concejales, nuestros diputados, todos nuestros concejales y activistas y miembros en todo nuestro país”.

“Porque, amigos míos, sé que cumpliremos, cumpliremos y cumpliremos. Y conseguiremos una gran victoria para el Partido Conservador en 2024”.

Prometió que en pocos días se anunciará la ayuda a las facturas energéticas de los hogares. Se cree que está considerando congelarlas de alguna manera en un intento de aliviar la carga de millones de personas este invierno.

Pero también advirtió que habrá decisiones difíciles en el futuro, ya que el Gobierno se enfrenta a una crisis de costo de la vida cada vez mayor. No todas esas decisiones serán populares, expresó.

También defendió sus planes de recortar los impuestos, incluso cuando la medida ayudaría a los que ganan mucho más que a los menos pudientes. Insistió en que ese recorte sería “justo” porque los que más ganan pagan más impuestos en general.

Truss sostiene que la reducción de impuestos aumentará los ingresos a largo plazo, en parte porque animará a más empresas a invertir en el Reino Unido. “Creo que mirar todo a través de la lente de la redistribución es un error”, dijo el domingo. “Porque de lo que se trata es de hacer crecer la economía y hacer crecer la economía beneficia a todos”.

En su discurso también dio las gracias al primer ministro saliente, cuya dimisión tras una serie de escándalos desencadenó la contienda por el liderazgo. “También quiero dar las gracias a nuestro líder saliente, mi amigo Boris Johnson”, señaló. “Boris, has conseguido el Brexit. Aplastaste a Jeremy Corbyn. Sacaste la vacuna y te enfrentaste a Vladimir Putin. Se te admira desde Kyiv hasta Carlisle”.