Liz Cheney acusa a Trump de “declarar la guerra al estado de derecho” con el asalto al Capitolio

·2  min de lectura
Manuel Balce Ceneta/AP

El asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 por parte de los simpatizantes del entonces presidente, Donald Trump, para intentar impedir la proclamación de Joe Biden como presidente supone una “declaración de guerra al estado de derecho”, según la congresista republicana disidente Liz Cheney.

Trump “demostró que está en guerra con el estado de derecho, que quiere saltarse todas las salvaguardias de la democracia”, ha afirmado Cheney en declaraciones a la cadena CBS. “Estamos en una situación en la que la gente debe comprender el peligro que supone el presidente Trump”, su “negligencia”, ha apuntado.

Cheney, quien ha sido denostada por sus propios compañeros de filas por su abierta oposición a Trump, es una de los dos caras republicanas presentes en la comisión de investigación formada en la Cámara de Representantes para investigar el papel del expresidente en el asalto al Capitolio del 6 de enero.

En la comisión está también el congresista Bennie Thompson, quien presiden este órgano, y ha explicado que están investigando si las acciones de Trump forman parte de un plan más amplio y si se pueden presentar cargos penales.

“Estuvimos peligrosamente cerca de perder nuestra democracia el 6 de enero. Si esos insurreccionalistas hubieran tenido éxito, no estamos seguros de lo que podríamos tener ahora”, ha explicado Thompson.

El próximo jueves se cumple un año del asalto y Trump sigue cuentionando los resultados de las elecciones de noviembre de 2020 y se presenta como candidato a las elecciones presidenciales de 2024. La comisión tiene un año para terminar su trabajo, con lo que la presentación de las conclusiones coincidiría con las elecciones de mitad de mandato del próximo mes de noviembre.

Cheney ha explicado que están aprendiendo mucho de lo que pasó en la Casa Blanca en las más de dos horas que pasaron desde el inicio del asalto hasta que Trump pidió a sus seguidores que salieran del Congreso. “Cualquier hombre que viera por televisión cómo golpeaban a los policías y que sus seguidores invadían el Capitolio de los Estados Unidos es claramente inadecuado para cualquier cargo futuro”, ha subrayado Cheney en declaraciones a la cadena ABC.

Cheney votó a favor de la destitución de Trump por “incitación a la insurrección”, lo que le valió que el Partido Republicano la expulsara en mayo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.