Liverpool vence a los Wolves y Patricio sale lesionado

·2  min de lectura
James Milner, del Liverpool, y Joao Moutinho, del Wolverhampton Wanderers, disputan un balón durante su duelo de la Premier, el lunes 15 de marzo de 2021, en Wolverhampton, Inglaterra. (AP Foto/Jason Cairnduff,Pool)

WOLVERHAMPTON, Inglaterra (AP) — El portero del Wolverhampton Rui Patricio salió en camilla con una aparente lesión de gravedad en la cabeza luego de recibir atención por más de 10 minutos en la derrota de su equipo el lunes 1-0 ante el Liverpool en partido de la Premier.

El seleccionado portugués se golpeó la cabeza con la rodilla de su compañero Conor Coady, quien regresaba para una jugada defensiva a los 87 minutos.

Coady lució particularmente consternado mientras el personal médico atendía cuidadosamente a Patricio.

El técnico del Wolverhampton Nuno Espírito Santo dio una actualización positiva del estado de su guardameta: “Está bien. Está consciente, recuerda lo que sucedió. Está bien”.

En noviembre pasado, el delantero mexicano de los Wolves Raúl Jiménez sufrió una fractura de cráneo luego de un choque de cabezas en un encuentro en casa del Arsenal. Jiménez estuvo presente en las tribunas del estadio Molineaux para el partido del lunes.

“El fútbol es irrelevante cuando alguien pasa tanto tiempo tendido y los doctores tienen que intervenir”, dijo el defensor del Liverpool Andrew Robertson.

“Sé cómo puede afectar a los muchachos, y ya son dos incidentes que han tenido esta temporada. Espero poder verlo en la meta pronto, porque es un portero fantástico”, añadió.

Diejo Jota marcó el gol de la victoria ante el equipo que dejó para unirse al Liverpool en septiembre pasado a cambio de unos 52 millones de dólares.

El atacante portugués sacó un disparo raso que se incrustó junto al poste en el segundo minuto del tiempo de reposición de la primera mitad. Patricio alcanzó a tocar el balón, pero no pudo evitar que se incrustara en el fondo de las redes.

“Es un partido especial, trabajé ahí por más de tres años”, dijo Jota. “Conozco a casi todos en ese camerino. Solo me hubiera gustado que hubiera aficionados aquí, para hacerlo todavía más especial”.

Jota jugó su cuarto partido consecutivo desde que volvió de una ausencia de más tres meses por una lesión en la rodilla.

Fue apenas el segundo triunfo del Liverpool en sus últimos ocho partidos de Liga en una defensa del título que ha colapsado en la segunda mitad de temporada.

Los Reds ascendieron dos peldaños a la sexta posición, pero siguen cinco puntos detrás del cuarto puesto, el Chelsea, en la disputa por la clasificación a la Liga de Campeones con nueve partidos restantes en el calendario.

Con la ayuda del regreso de Jota como bujía ofensiva, y Fabinho haciéndose cargo del medio campo, los Reds han dado muestras de resurgimiento, después de vencer al Leipzig a mediados de la semana pasada para alcanzar los cuartos de final de la Liga de Campeones.