Liverpool vence a Monterrey; va a final de Mundial de Clubes

ROB HARRIS
1 / 2

CLUBES LIVERPOOL-RAYADOS

Jugadores del Liverpool festejan después de anotar un gol frente a los Rayados de Monterrey en duelo de las semifinales del Mundial de Clubes en el Estadio Internacional Jalifa de Doha, Qatar, el miércoles 18 de diciembre de 2019. (AP Foto/Hussein Sayed)

DOHA, Qatar (AP) — Un gol de Roberto Firmino en los descuentos sepultó las esperanzas del empeñoso Monterrey de México el miércoles e instaló al Liverpool en la final del Mundial de Clubes, con una victoria de 2-1.

Liverpool se medirá en la final del certamen con el Flamengo de Brasil. Será una reedición del duelo por la Copa Intercontinental, antecedente del Mundial de Clubes, disputado hace 38 años. En aquel cotejo de 1981, el conjunto brasileño se impuso.

Desde entonces, el fútbol europeo no ha hecho sino fortalecerse. Pero Liverpool se topó con muchas más dificultades que las presupuestadas el miércoles ante el combativo campeón de la Concacaf.

Naby Keïta había puesto adelante al Liverpool a los 11 minutos, pero el actual monarca de la Liga de Campeones fue alcanzado tres minutos después con un gol del argentino Rogelio Funes Mori por el conjunto mexicano, al aprovechar un balón que el arquero brasileño Alisson rechazó hacia el centro del área.

Fue el gol número 100 de Funes Mori con la camiseta de los Rayados.

El delantero brasileño Firmino se encontró después con un centro rasante de Trent Alexander-Arnold y lo desvió al primer palo para catapultar al subcampeón de la Liga Premier a un duelo con el monarca de la Copa Libertadores, el cual se realizará en el Estadio Internacional Jalifa de Qatar.

“Hicimos un gran partido, sabíamos que iba a ser difícil. Lo aguantamos hasta el final”, comentó Funes Mori en la transmisión de Fox Sports. “Ellos, con la calidad que tienen, supieron meter las dos que tuvieron y nos ganaron”.

A diferencia de lo ocurrido durante el mundial de atletismo llevado a cabo en el mismo recinto hace dos meses, esta vez no hubo necesidad de cubrir secciones de las tribunas con telas para disfrazar la poca asistencia de los espectadores. El estadio lució casi a su máxima capacidad para el torneo de la FIFA, con 45.416 aficionados en la segunda semifinal.

Para los dirigidos por Jürgen Klopp, la victoria y la posibilidad de obtener un título debe compensarlos por su descontento reciente. En la antesala del cotejo, el estratega se había quejado por las condiciones de la cancha en Doha, donde había llovido.

Además, Liverpool debió disputar la víspera un encuentro de la Copa de la Liga, utilizando a jugadores jóvenes, mientras los astros completaban el viaje a Qatar. Los Reds fueron apabullados 5-0 por el Aston Villa.

Por un momento, pareció que surgiría una complicación más para Liverpool, con la aparente necesidad de disputar una prórroga frente a Monterrey.

El tanto agónico de Firmino cambió el ánimo, al coronar una jugada que Mohamed Salah gestó con un pique por la banda derecha hasta la línea de meta, donde perdió el balón, que fatídicamente para los Rayados fue en dirección de Alexander-Arnold.

Los compañeros de Firmino lo alcanzaron en una esquina de la cancha para festejar.

“Ellos nos dificultaron mucho el partido”, reconoció el capitán de Liverpool, Jordan Henderson. “No generamos mucho, para ser sinceros, pero tuvimos un par de oportunidades decentes. Afortunadamente, logramos concretar una al final”.

Funes Mori consideró que Monterrey tuvo un mejor desempeño que su rival.

“Más allá del resultado, el equipo hizo un gran partido. Hizo lo mejor que pudo, y no hay tanta diferencia”, valoró. “Creo que hicimos un gran partido, obviamente ellos son muy buenos, pero no hay tanta diferencia”.

Monterrey deberá disputar el partido por el tercer puesto, el sábado contra el Al Hilal de Arabia Saudí. Luego, en un desgastante cierre de año, volverá a México para disputar la final del Apertura contra el América, el 26 y 29 de diciembre.