Lisboa ofrecerá gratis pruebas de antígenos para controlar la desescalada

Agencia EFE
·2  min de lectura

Lisboa, 19 mar (EFE).- El Ayuntamiento de Lisboa ha anunciado este viernes que a partir del 31 de marzo ofrecerá a sus ciudadanos pruebas gratuitas de antígenos en aquellos barrios que destaquen por su incidencia de covid, en aras de controlar el avance de la pandemia conforme se desarrolle la desescalada lusa.

El plan, presentado hoy por el alcalde de la ciudad, el socialista Fernando Medina, se desarrollará en freguesías (menores que ayuntamientos y similares a barrios) donde se superen la tasa de 120 casos por 100.000 habitantes.

En la actualidad cumplen ese criterio 10 de las 24 freguesías que componen Lisboa, donde a partir del día 31 de este mes los mayores de 16 años podrán realizarse las gratuitas pruebas en un conjunto de hasta 100 farmacias que ya se han adherido al plan.

Los lisboetas podrán coger cita por teléfono, con derecho a hasta dos pruebas por mes y cada quince días se evaluará la situación para saber si otros barrios superan la incidencia prevista, explicó Medina en rueda de prensa.

Según el alcalde, el programa cuenta en principio con un presupuesto de 15 millones de euros, aunque la cifra final podrá ser mayor, ya que no tiene fecha de finalización e idealmente se prolongará hasta que se alcance la inmunidad de grupo, algo que los responsables del plan de vacunación creen que ocurrirá a finales de verano.

El objetivo de Lisboa es "monitorizar el desconfinamiento gradual" que vive Portugal, iniciado el pasado lunes y que se desarrollará en cuatro fases con dos semanas de intervalo cada una.

El desconfinamiento está sujeto a la evolución de los indicadores de covid, y si se desarrolla sin interrupciones o atrasos, comenzará su última fase el 3 de mayo.

El Ayuntamiento de Lisboa quiere evitar sustos como los vividos el pasado verano en el área metropolitana que rodea a la ciudad, donde 19 freguesías tuvieron que confinarse en junio ante la elevada incidencia de covid.

"Estamos aquí en una fase nueva, una fase exigente", ha dicho el alcalde, y se busca "que podamos rápidamente diagnosticar personas que puedan estar infectadas, cumplir sus aislamientos, y que puedan entrar en periodo de tratamiento y evitemos la propagación de la enfermedad".

Portugal, con diez millones de habitantes, acumula 16.754 muertes y 816.623 casos de coronavirus desde que empezó hace un año la pandemia.

(c) Agencia EFE