Lisa se degrada a tormenta en Belice y Centroamérica sigue alerta

Lisa se degradó el miércoles a tormenta tropical horas después de tocar tierra como huracán de categoría 1 en la costa de Belice, donde ha dejado inundaciones y daños materiales, mientras que el norte de Centroamérica y sureste mexicano permanecen en alerta por las lluvias del ciclón.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH) señaló hacia las 02H00 GMT del jueves que Lisa cambió a tormenta mientras se ubica a 95 km al oeste de Ciudad de Belice, en su ruta a Guatemala.

Lisa entró en el continente a las 21H20 GMT del miércoles, cerca de la desembocadura del río Sibun a unos 15 km al suroeste de la Ciudad de Belice, donde la AFP observó intensas lluvias y vientos que según el CNH alcanzaron los 140 km/h, además de calles inundadas y una palmera derribada.

La tormenta avanza a 19 km/h rumbo oeste con vientos máximos sostenidos de 95 km/h.

- Alerta roja en Belice -

Además de emitir una alerta roja en toda la costa por Lisa, el gobierno de Belice declaró un estado de emergencia en dos distritos, que incluye un toque de queda que culmina la mañana del jueves. El Ejecutivo también anunció el cierre de las escuelas y habilitó varios refugios.

Telenoticieros locales mostraron varios daños en Ciudad de Belice, la antigua capital del país sobre la costa norte, y otros poblados cercanos, como el colapso de árboles, averías en algunos edificios e inundaciones, entre otras afectaciones materiales.

"Es muy peligroso para nosotros" el fenómeno porque en Belice todo "se inunda rápido con una lluvia pequeña" y ya "un huracán, vientos y así con bastantes lluvias, ese es el temor de mucha gente", dijo Jasmin Ayuso, una secretaria de 21 años, a la AFP.

La mayoría de los negocios también permanecían cerrados por el paso del huracán.

- Evacuados en Guatemala -

En Guatemala, las lluvias asociadas a Lisa provocaron inundaciones y un deslave en los municipios de Melchor de Mencos y San José en el norteño departamento de Petén, fronterizo con Belice y México, y que está en la trayectoria del ciclón.

Cerca de 143 personas fueron evacuadas y 48 permanecen en un albergue, declaró en conferencia de prensa Oscar Cossío, secretario de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED). Guatemala también suspendió clases en poblados del norte del país.

Se prevé que Lisa se degrade a depresión tropical el jueves en territorio guatemalteco, en Petén, y siga en esa condición hasta México donde podría disiparse.

- Retorno a la calma en Honduras -

Por el paso de Lisa aún como tormenta tropical el martes, las autoridades hondureñas habían establecido una alerta roja para las Islas de la Bahía y amarilla para Gracias a Dios, Colón, Atlántida y Cortés, en el norte del país, mismas que luego fueron rebajadas.

"Se suspende el Estado de Emergencia Municipal, la población puede retornar a sus actividades habituales", dijo en un mensaje en Facebook la alcaldía de Roatán, cabecera departamental de Islas de la Bahía, agregando que "se mantienen las medidas (preventivas) en las actividades acuáticas".

Por su lado, el comisionado de protección civil de Roatán, Andy López, indicó que la isla era azotada por lluvias y ráfagas de vientos suaves y el mar estaba agitado pero sin llegar a olas altas.

El Salvador también mantiene la vigilancia en unos 24 municipios en distintas zonas del país donde hay lugares con alta vulnerabilidad a inundaciones o deslaves de tierra que se encuentran bajo una alerta roja.

Lisa afecta a Centroamérica casi tres semanas después de que Julia, que azotó a Nicaragua como huracán, dejara medio centenar de muertos en la región, de ellos casi la mitad ahogados en Honduras y el resto soterrados por deslaves en Guatemala y El Salvador, además de perdidas millonarias.

bur-nl/ltl/yow/dga/atm/ag