Lions destituyen a entrenador y a gerente general

·2  min de lectura
Matt Patricia, entrenador en jefe de los Lions de Detroit, se ajusta la mascarilla durante el partido del jueves 26 de noviembre de 2020 ante los Texans de Houston (AP Foto/Paul Sancya)

ALLEN PARK, Michigan, EE.UU. (AP) — Matt Patricia abrió la conferencia de prensa tras su partido anterior agradeciendo a su esposa e hijos por su apoyo. Los Lions habían caído en el Día de Acción de Gracias, y el entrenador sabía probablemente cuáles serían las consecuencias.

Pero quizá su jefe, el gerente general Bob Quinn no estaba tan consciente de que tendría el mismo destino.

Los Lions destituyeron a Quinn y a Patricia, claudicando en el intento de emular el éxito que ambos habían conseguido junto con Bill Belichick en Nueva Inglaterra.

La decisión anunciada el sábado difícilmente sorprende a alguien.

“Está claro que esto no funcionaba”, sentenció la dueña de los Lions, Sheila Ford Hamp, durante una videoconferencia de prensa.

Los dos despedidos se unen a una larga lista de gerentes generales y entrenadores que han fracasado con la franquicia en las últimas décadas.

Desde 1957, cuando Detroit ganó el título de la NFL, la franquicia ha disputado sólo un partido de playoffs, en el lejano 5 de enero de 1992.

“No podemos ocultar nuestro pasado, eso es seguro”, reconoció Hamp, quien sucedió en junio a su madre al frente del equipo que su padre compró en 1963. “Sin embargo, estoy muy dedicada a rescatar este barco y a marcar realmente una diferencia”.

Darrell Brevell, quien acumula 14 temporadas de experiencia como coordinador ofensivo, será el entrenador interino durante los últimos cinco compromisos de la campaña. Las tareas de gerente general serán cedidas también de manera provisional a Kyle O'Brien, Lance Newmark, Rob Lohman y Mike Disner.

Todos ellos trabajaron directamente con la gerencia.

Detroit (4-7) perdió encuentros consecutivos por tercera vez en la presente temporada. Se derrumbó el jueves, en el partido del Día de Acción de Gracias, con una derrota como local por 41-25 ante los Texans de Houston.

Y en su compromiso anterior, los Lions fueron dejados en cero por primera vez en 11 años, como visitantes en Carolina.

Los tropiezos hicieron que Patricia cayera a 13-29-1 en dos campañas completas. El registro de Quinn es de 12 partidos por debajo de .500 a lo largo de cinco temporadas.

Quinn, quien fue parte del departamento de personal de los Patriots durante 16 años, recibió su primera oportunidad de ocupar una gerencia en la NFL en enero de 2016. Originalmente decidió darle continuidad al entrenador Jim Caldwell, y Detroit llegó a los playoffs.

Pero a la campaña siguiente, otra foja de 9-7 no bastó para que los Lions avanzaran a los playoffs , y Caldwell fue despedido.

Cuando ello ocurrió, Caldwell acumulaba un récord de 36-28 en cuatro campañas y uno de 0-2 en los playoffs. Quinn dijo entonces que el equipo buscaba a un entrenador capaz de conducirlo al siguiente nivel.

Patricia lo llevó varios niveles más abajo. Ambos están ahora desempleados.