Lionel Messi le negó el saludo al árbitro y a un rival después del partido entre Barcelona y Napoli

El Mercurio, Chile
·2  min de lectura

Barcelona se clasificó a cuartos de la Champions League tras vencer a Napoli 3-1 en el Camp Nou en un partido que tuvo varias polémicas. Muchas jugadas se revisaron en el VAR e incluso se le anuló un gol a Lionel Messi que lo dejó muy enojado.

El sorteo de la Champions League: día y horario para conocer los cruces de cuartos de final y cómo se jugarán

Una vez finalizado el partido, el astro argentino le negó el saludo al árbitro en tres ocasiones. El juez turco Cuneyt Cakir le acercó el codo pero Messi lo apuntó con el dedo con una visible molestia. En la transmisión de TV se pudo ver el puño del árbitro de la mano en la que lleva el reloj. Messi estaba molesto por el gol anulado, a instancias del VAR, en la que el referí le cobró una supuesta mano cuando bajó la pelota de pecho antes de definir sobre la salida del arquero David Ospina.

Y si bien no pudo apreciarse en las imágenes de la televisión, muchos fanáticos en Twitter comentaron que Messi también le negó el saludo al central napolitano Kostas Manolas. El enojo con el jugador rival se remonta a 2018 cuando Manolas hizo el tercer gol en el 3-0 con el que Roma eliminó a Barcelona de aquella Champions. Un año después Manolas pasó a Napoli y se burló de Luis Suárez haciéndole un gesto de tres con la mano.

En lo futbolístico, el duelo se decidió en la primera parte, donde se marcaron todos los goles. Los catalanes, en el complemento, administraron la pelota y la ventaja en el resultado y no imprimieron demasiada velocidad.

La nuevas reglas para los penales que entran en vigor desde ahora en Champions y Europa League

Fue clave la efusiva arenga del astro argentino en el entretiempo. "Vamos a estar tranquilos. Tenemos dos goles de ventaja, no seamos pelotudos", dijo Messi. Y el mensaje caló hondo en sus compañeros, ya que Barcelona pudo controlar el duelo y no tuvo inquietudes.