Linchamientos. Las mortales patadas que conmovieron en 2014 al papa Francisco

Germán de los Santos
·3  min de lectura
Dos presuntos delincuentes murieron por golpes de vecinos en Santa Fe, en agosto y octubre
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

ROSARIO.- El 22 de enero de 2014, en medio del crecimiento de la violencia narco en esta ciudad, se produjo el crimen de David Moreira, un joven de 18 años que fue linchado por un grupo de vecinos de la zona oeste. Este hecho provocó una fuerte conmoción, por el pedido de justicia de la familia del joven, e incluso motivó que el papa Francisco mencionara el asesinato de Moreira en una carta a los hermanos Rodolfo y Carlos Luna, dos humanistas que viven en Suecia. "Me dolió la escena. Fuenteovejuna, me dije. Sentía las patadas en el alma", escribió en ese momento el Sumo Pontífice.

Por el linchamiento de ese adolescente fue condenado a tres años de prisión en 2019 Nahuel Pérez, tras sellar un acuerdo de juicio abreviado. Pérez fue condenado como coautor. Hay otras dos personas imputadas, pero en la investigación no se pudo probar quiénes dieron los golpes contra Moreira que le provocaron la muerte. Se sospechó en la pesquisa que hubo un pacto de silencio entre los vecinos que participaron de este crimen.

El crimen ocurrió el 22 de marzo de 2014, cuando Moreira le arrebató el bolso a una mujer que caminaba con su hija. Moreira circulaba en una moto con otro joven.

En el momento del robo una camioneta intervino y chocó la moto en la que se movían los dos ladrones. Moreira quedó en el piso y su cómplice logró escaparse. Decenas de personas se acercaron al muchacho y comenzaron a pegarle patadas durante unos 15 minutos.

El joven fallecido pasó tres días internado en grave estado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez luego de ser trasladado desde la esquina de Marcos Paz y Liniers. En la investigación que hizo en ese momento el fiscal Florentino Malaponte se identificó a tres hombres como los que agredieron en el piso a Moreira.

Lorena, la madre de David Moreira, aún espera que la justicia identifique a los autores del homicidio de su hijo
Fuente: Archivo - Crédito: Marcelo Manera

En septiembre de 2019 Nahuel Yamil Pérez firmó un juicio abreviado en el que admitió haber golpeado a Moreira, pero no asumió haberlo asesinado. Fue condenado a tres años de prisión, pero permaneció en libertad.

En ese momento la querella que patrocina a la madre de Moreira consideró que la condena "no es para nada ejemplar", pero destacó que "al menos uno asume su responsabilidad" penal.

Gerardo G. y Cristian A. no fueron juzgados por el hecho. Los investigadores no pudieron hacer pie en barrio Azcuénaga para ubicar con pruebas sólidas en la escena del crimen a otros posibles participantes.

Violencia. Vecinos mataron a un hombre, en otro caso de linchamiento en Mendoza

"Sentía las patadas en el alma". Con esa intensa metáfora, el papa Francisco manifestó su "dolor" en abril de 2014 al ver las imágenes de la golpiza contra Moreira.

"Si creyeron que él estuvo en el robo de la cartera, lo hubieran llevado a una comisaría y no haberle hecho lo que le hicieron", declaró la madre de David un día después de su muerte, cuando realizó una marcha a los tribunales de Rosario para reclamar por el crimen.