"Hay un linchamiento político en mi contra"

·1  min de lectura

CIUDAD VICTORIA, Tamps., mayo 1 (EL UNIVERSAL).- Tras la decisión tomada por una mayoría en la Cámara Baja, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, aseguró que su desafuero obedece a un linchamiento político y penal orquestado desde el gobierno del presidente Andrés López Obrador, por ser oposición.

A través de un video, García Cabeza de Vaca dijo que "la ley en México vive días oscuros y no parece haber más justicia que la revancha de unos cuantos". Señaló que su desafuero es una clara advertencia política para el pluralismo y aseguró que "en este país sólo hay dos opciones políticas: estás con el Presidente o él está contra ti".

Afirmó que en esta exigencia de miedo y sumisión el Ejecutivo y su partido pretenden sentar un precedente que sirva de ejemplo para que el federalismo no sea nunca contrapeso democrático, para que nadie alce la voz y se convierta en una alternativa.

Afirmó que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) fabricó culpables ante la evidente falta de resultados de un gobierno. Además, indicó que la 4T sólo aspira a la "restauración del más rancio autoritarismo", y que no se puede construir un país con un discurso de odio y de rencor que se escucha todos los días.

Aseguró que su sentido de la dignidad y la defensa de la libre voluntad de los ciudadanos de Tamaulipas no le permite someterse a dicha patraña.

"Sé que mi suerte se decidió hace tiempo, mucho antes de que se me acusara, justo desde el momento en el que alcé la voz para defender los intereses de los tamaulipecos", afirmó.