Limitaciones no frenan su vocación de enseñar

·5  min de lectura

LEÓN, Gto., mayo 14 (EL UNIVERSAL).- Saúl Ponce se estrenó como maestro hace 8 años a raíz de una enfermedad que lo dejó ciego; hoy, a sus 27 años, imparte clases de inglés en escuelas públicas y privadas; además, enseña Braille a personas con discapacidad visual y las instruye en el uso del bastón y redes sociales.

Para él no hay límites. Forma parte de la plantilla docente en tres escuelas de preescolar de la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG), es capacitador en el Centro de Idiomas de la Cámara Nacional de Comercio, da clases de regularización en línea y tiene su propio blog en la web.

En las mañanas acude a las aulas a dar sus clases de preescolar, se desplaza en vehículos de servicio de transporte privado, y en ocasiones su familia lo lleva; las tardes las dedica a impartir cursos y capacitaciones.

"Soy profesor de inglés, he trabajado en universidades, actualmente doy clases en escuelas privadas, clases particulares y en la Secretaría de Educación, en el Programa Nacional de Inglés (Proani) de la SEP… tengo un podcast que se llama Ponce Inglés, inglés para la vida real", dice.

En una habitación de la planta alta de su vivienda adaptada como estudio, opera una laptop con teclado especial, su teléfono celular, y dispone de material pedagógico y papelería para alumnos de preescolar. Desde ese espacio imparte sus clases virtuales, se entretiene y divierte con un cubo Rubik que arma en segundos.

Saúl se casó hace 3 años dos meses con una maestra de preescolar; su suegro y su suegra también son maestros de primaria. Su esposa, dice, lo apoya en la cuestión visual para atender las exigencias institucionales en la cuestión administrativa, como subir evidencias y fotografías.

Saúl comparte que aunque nació con un problema de salud, vivió su niñez como cualquier otro infante, jugando y con los sueños de ser policía, bombero, futbolista o doctor, pero un día perdió la vista por completo.

"En la escuela tenía problemas para ver el pizarrón, pero sí tenía visión; de repente empezó a disminuir, y ya de pronto no veía los postes o las pelotas cuando jugaba y fue que me llevaron al médico y me detectaron el glaucoma, que es una enfermedad que va matando las neuronas del nervio óptico y pues fue muy rápido, me lo detectan a los 12 años y medio y a los 14 había perdido prácticamente la vista".

"Fue un impacto, como un cambio radical", dice El apoyo de su familia y los amigos, afirma, fue fundamental para poder buscar lo que sí podía hacer, en lugar de centrarse en aquello que no estaba a su alcance.

"Comencé a rehabilitarme y descubrir distintas habilidades y aptitudes que me pudieran ayudar en el futuro a poder tener un trabajo, a ganarme la vida y también formar una familia". Fue entonces que empezó a tomar cursos de inglés "on line", un diplomado de enseñanza de lenguas extranjeras en el Tecnológico de León, realizó el examen Aptis British Council por el Consejo Británico, la certificación en TOEFL y obtuvo la certificación como conferencista en oratoria y comunicación persuasiva. En agosto se graduará como licenciado en psicología.

"Me he preparado mucho, dicen que la suerte pertenece a las mentes preparadas; entonces, estoy siempre adquiriendo conocimientos, soy como epistemofílico, tengo esta adicción a aprender y a compartir", dice.

Sus primeros años como mentor fueron en 2015, con sus amigos y su familia. Las puertas para iniciar su carrera se abrieron un día que acudió a suplir a una maestra de inglés que se enfermó de gripe a una universidad; lo contrataron para dar clases a los alumnos de Enfermería, Gastronomía, Hotelería y Turismo, Ciencias de la Comunicación.

"Ser maestro es una gran responsabilidad porque el conocimiento es poder, me he percatado que es empoderar a los niños o adultos, dotarlos de herramientas para la vida práctica, trato de ser muy pragmático, escuchar cómo los niños van progresando gradualmente".

En la enseñanza aplica el método Vaughan, que viene de España, que fue donde tomé un curso de 600 horas; éste consiste en dar primero una breve explicación teórica de los temas y lo demás es ponerlo en práctica a través de ejemplos que pueden servir en la vida diaria, de acuerdo a la edad y el desarrollo que tenga el alumno. Su método es que más allá de un inglés de libro o de salón, el conocimiento que adquieran les sirva.

"Busco que desarrollen esta parte que pueda ser utilizada, que no se queden en apuntes o en conocimiento abstracto, ni en estar repitiendo como merolicos, sino que en realidad sea información que les va a servir afuera, y que se puedan comunicar".

Otra de las misiones de Saúl es trabajar y aportar por la inclusión de personas con discapacidad visual para que aprendan el sistema de lecto-escritura Braille, se enseñen a usar el bastón y la computadora.

"Les enseño cómo utilizar el bastón para que puedan andar en la calle solos, cómo ubicar la parte de la lateralidad, derecha, izquierda, las direccionales, arriba, abajo, cómo tratar de sobrepasar los obstáculos, como postes, coladeras, banquetas".

El maestro destaca la relevancia de usar las herramientas tecnológicas para tener una vida plena en la medida de lo posible; pues hoy en día la computadora y el celular se han convertido en una necesidad para trabajar, los grupos de WhatsApp por doquier, y hay que aprender a utilizar al menos las funciones básicas, como enviar mensajes de voz o de texto.

En el tema de la computadora la enseñanza es sobre usar el lector de pantalla, Microsoft; en el celular, el lector de pantalla, cómo poder utilizar el WhatsApp, las redes sociales; cómo crear oficios en Word, cómo convertirlos en PDF, compartirlos.

Saúl trabajó tres años en el Instituto Guanajuatense para Personas con Discapacidad (INGUDIS) de Silao, como rehabilitador de personas con discapacidad visual. Ese programa se cerró por la pandemia. A la fecha es instructor del Instituto Estatal de Capacitación (IECA), ahí da cursos de inglés, inclusión y Braille y da cursos en algunas dependencias sobre esos temas.

Ofrece clases virtuales a estudiantes de diversas entidades del país así como de Estados Unidos y Canadá, y trabaja con una organización internacional que se dedica a dar talleres laborales en inglés a personas con discapacidad visual de Estados Unidos, Canadá, Ecuador, Colombia y países de Latinoamérica.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.