La lima, el cítrico favorito de la temporada decembrina

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 16 (EL UNIVERSAL).- Junto a las mandarinas, tejocotes, cañas y jícamas, las limas son una de las frutas que hacen su aparición en los mercados mexicanos durante la temporada decembrina. Este cítrico, que nunca falta en las piñatas, se suele consumir fresca y en preparaciones tanto dulces como saladas, como la tradicional sopa de lima yucateca.

Tanto su sabor como apariencia son inconfundibles. Su sabor es perfumado y sutil, no tan ácido como un limón; su cáscara es un poco más gruesa que otros cítricos, con un verde más pálido y un ombligo salido en forma de pico.

Al igual que otros cítricos, la lima mexicana es rica en vitamina C, antioxidantes y minerales como potasio y magnesio. La vitamina C no es producida de manera natural por nuestro cuerpo, es por eso que es necesario suplementarse con ella. Esta vitamina es conocida como una aliada del sistema inmunológico ya que contribuye a la producción de glóbulos blancos en la sangre, los cuales protegen el cuerpo en contra de infecciones. De igual manera, sus propiedades antioxidantes ayudan a proteger la piel y a curar las heridas más rápido.

Por otro lado, de acuerdo al portal sapas.gob.mx, la también llamada lima dulce, contiene propiedades diuréticas, por lo que es ideal para combatir la retención de líquidos. Otras propiedades de la lima son la pérdida de peso, desintoxicación del organismo y aumentar las defensas del cuerpo. Además de disfrutar de su pulpa, se puede aprovechar la cáscara de lima y hacer una infusión con ella; tomar este "té" es bueno para la digestión, prevenir la producción de gases y también ayuda a mejorar los nervios.