Lilly Lagodka, con permiso de mamá

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 30 (EL UNIVERSAL).- La incursión de muchas mujeres en el modelaje se da sin que lo sepan sus familiares, sin embargo, la historia de Lilly Lagodka es sorprendente, pues aunque es muy joven, su madre ya le ha dado permiso para posar en "Playboy".

Lilly cuenta que su aventura delante de las cámaras comenzó a los 14 años, cuando un descubridor de talento se acercó a ella y le propuso ser la imagen para una campaña de una tienda en línea, pero fue hasta los 18 años que ella empezó en el modelaje de manera formal.

Lo que más le sorprendió, confiesa, fue que su madre le comentó que ella no tendría ningún problema si decidía posar desnuda.

Ahora ya tiene 21 años y el sueño se hizo realidad, aunque la modelo aún se encuentra sorprendida por el apoyo que le dio su familia.

"Ella está feliz por mí y respalda esta decisión", dice enfática. Lagodka es la playamate que destaca en los interiores de la revista "Playboy Alemania", del mes de febrero.

La joven se describe como una chica disciplinada y gusta de hacer un poco de ejercicio todas las mañanas. "Mi parte favorita de mi cuerpo es mi trasero", comenta.

En cuanto a los hombres, dice no tener un tipo favorito en especial. "No tiene por qué ser guapo, pero deberá compartir mi pasión por los deportes. Tendría que ser mayor y tener experiencia, porque soy un poco madura para mi edad".