Anuncios

Liliths de mayo, colectiva de arte desde la sororidad

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 10 (EL UNIVERSAL).- Desde la pintura, la fotografía, la acuarela, la litografía e incluso el arte textil, 11 mujeres: Nunik Sauret, Mariana Yazbek, Teresa Zimbrón, Magali Ávila, Chica Ayala, Ana Fuentes, Vanesa García Lembo, Pilar Goutas, Christa Klinckwort, Alina López Cámara y Cecilia Rodarte participan en la muestra colectiva Liliths de mayo. Invitadas del paraíso, que es una conversación de sororidad y la conciencia de que urge crear una sociedad donde se detenga la espiral machista que cobra la vida de 11 mujeres al día.

La exposición parte de la certeza de mostrar que el 10 de mayo tiene una mirada distinta, y que ser madre es un acto de total libertad, no un deber biológico y social, si no uno más de los muchos roles femeninos, como afirma la pintora Nunik Sauret, quien señala que, como creadoras, tienen voz y su participación en diferentes campos sociales y culturales ayuda en la lucha contra la desigualdad y la violación de los derechos de las mujeres.

"La tarea de reconocernos como mujeres en las artes es simplemente una búsqueda de cierta naturaleza olvidada y relegada, queremos en esta exposición mostrar que es al contrario, en todo caso, que hay que reconocer los problemas que están dentro de las relaciones y que claro que existen, y que en este momento ha sido cada vez más fuerte la agresión, pero al mismo tiempo ha habido una respuesta de todas las mujeres en contra de esto", señala la artista que es miembro de la Academia de Artes.

Sauret asegura que su trabajo le da voz a la feminidad, a la sexualidad, a la palabra y al trabajo de las mujeres, pues a pesar de que siguen siendo excluidas, en este colectivo están actuando y hablando de lo femenino, "estas son diferentes maneras de ver el arte, de expresarnos como mujeres, es muy importante poder develar quiénes somos y desde dónde estamos partiendo, y señalar que esta lucha sido a través de mucho tiempo", afirma la creadora nacida en la Ciudad de México, en 1951.

Chica Ayala, escultora nacida en Monterrey, en 1974, y quien es otra de las artistas participantes, afirma que la maternidad es una opción, pero ante todo está el valor de ser mujeres y creadoras. "Mi obra tiene hoja de oro y acrílico dorado, porque el dorado es un toque femenino, es un metal muy poderoso y valioso".

La exposición colectiva evoca a la mítica Lilith, que los sumerios esculpieron, y que es una imagen que en la tradición judaica se tomó para representar a la primera esposa de Adán, creada por Dios a partir del barro, no de su costilla, y quien decide dejar el edén y buscar su libertad.

"La mirada de estas obras no busca ser una crítica a quienes deciden por la maternidad, sino una expresión para mostrar que la desigualdad de género, por lo menos en nuestra sociedad, sigue presente en la familia, la sexualidad, el trabajo, la política, la religión e incluso el arte", señala Pilar Jiménez en el texto de la muestra que se exhibe en la galería La Mercantil de Diseño, en Fernández Leal 107, Coyoacán, durante todo mayo.