Liga Árabe critica a Irán, pero no toma medidas

Por HAMZA HENDAWI
El canciller saudí Adel al-Jubeir (al centro) y su colega egipcio Sameh Shoukry (izquierda), participan en un encuentro en las oficinas generales de la Liga Árabe en El Cairo el domingo 19 de noviembre de 2017. (AP Foto/Nariman El-Mofty)

EL CAIRO (AP) — En una resolución carente de medidas concretas, los ministros árabes de relaciones exteriores que se reunieron el domingo en El Cairo lanzaron una diatriba de críticas contra Irán y su allegado libanés Jezbolá, y señalaron que Teherán está desestabilizando la región.

Los ministros indicaron que planeaban informar al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre las políticas desestabilizadoras de Irán en la región, particularmente por su apoyo a los rebeldes chiíes en Yemen, y que contemplaban presentar una resolución antiiraní en una etapa posterior.

En lo que tal vez haya sido su única medida concreta, los ministros dijeron que los satélites de telecomunicaciones árabes prohibirían la transmisión de las señales de las televisoras financiadas por Irán debido a que _aseguraron_ fomentaban las tensiones sectarias y étnicas y porque representaban una amenaza para la seguridad árabe. No entraron en detalles.

"No le estamos declarando la guerra a Irán en este momento", aclaró el jefe de la Liga Árabe, Ahmed Aboul-Gheit. "No hemos tomado la decisión de pedir al Consejo de Seguridad que se reúna, sino que solo estaremos informando al Consejo. Quizá la próxima etapa sería que nos reuniéramos para convocar una reunión del Consejo de Seguridad y presentar un proyecto de resolución árabe (contra Irán)”.

Líbano, donde Jezbolá es miembro clave de un gobierno de coalición, e Irak _una nación chií mayoritariamente ligada con Irán por estrechos vínculos políticos y religiosos_ expresaron sus reservas sobre las partes más duras de la resolución, incluso una que calificó a Jezbolá de organización "terrorista".

El proyecto también culpó al grupo chií de apoyar a "grupos terroristas" en toda la región y suministrarles armas, inclusive misiles balísticos.

Tanto Iraq como Líbano estuvieron representados en la reunión por diplomáticos de alto nivel, no por sus ministros del Exterior.