Líder de la MS-13 en EEUU se queja de la cárcel y pide mejores condiciones: “Estoy sufriendo discriminación… Me llaman El Chapo”

El presunto líder de la violenta pandilla MS-13 en la costa este de EEUU le rogó a una jueza de Nueva Jersey que mejore las duras condiciones de su encarcelamiento.

Miguel Ángel Corea Díaz, de 35 años, habló ante la jueza interina del Tribunal Supremo del estado, Patricia Harrington, esposado y custodiado por oficiales de la corte y se quejó de ser confundido con el narcotraficante mexicano El Chapo Guzmán.

Esta foto sin fecha proporcionada por la Fiscalía de Distrito del Condado de Nassau muestra a Miguel Angel Corea Díaz al momento de ser fichado. (Fiscalía de Distrito del Condado de Nassau via AP)

“Estoy sufriendo discriminación en este condado. Me llaman ‘El Chapo’. Es aterrador”, dijo Corea Díaz el 31 de julio en el Tribunal del Condado de Nassau, haciendo referencia al capo acusado de traficar 20 toneladas de cocaína en los Estados Unidos y en espera de juicio en Nueva York.

Corea Díaz también le dijo a la jueza en la corte que recibió “muchas amenazas de muerte”, pero que no venían desde el interior de la cárcel de Nassau.

El hombre, un ciudadano salvadoreño, está acusado de tráfico de drogas a gran escala y conspirar en Long Island para cometer un asesinato. Corea Díaz se declaró inocente en abril de tres cargos de operar como importante narcotraficante y cinco cargos de conspiración en segundo grado.

Fue uno de los 17 sospechosos nombrados en una acusación formal en enero luego de una investigación que incluyó un decomiso de heroína por valor de un millón y la eliminación de complots de asesinato que involucran a una pandilla de Long Island.

Miguel Angel Corea Diaz, al centro, luego que se le presentaran cargos. (Drug Enforcement Administration via AP)

La fiscalía del distrito de Nassau alegó que Corea Díaz, conocido como “Reaper” (Segadora), reportaba directamente a los líderes de la banda transnacional en El Salvador y dijo que enfrenta hasta 25 años de cadena perpetua si es declarado culpable de los cargos más importantes en su contra.

Corea Díaz está en negociaciones con la fiscalía para declararse culpable y evitar el juicio, lo que conllevaría a una pena de entre 7 y 21 años sin derecho a apelación. Con toda seguridad será deportado a El Salvador una vez concluido el proceso judicial en su contra.

El presidente Donald Trump le ha declarado la guerra a la pandilla, a cuyos miembros ha descrito como “animales” por la brutalidad de sus crímenes. A la MS-13 o Mara Salvatrucha se le atribuyen al menos 25 muertes en los condados de Nassau y Suffolk de Nueva Jersey desde 2016, según las autoridades.

Se cree que la pandilla tiene miles de miembros en Estados Unidos y decenas de miles en El Salvador.

Pero en corte, Corea Díaz describió a sí mismo como un padre devoto al que se le ha prohibido el contacto con sus hijos. “Soy un ser humano, tengo una familia. Tengo hijos… No puedo hablar con ellos “, dijo en español. “Es hora de que les hable porque cuando me deportan, no sé si podré volver a hablar con ellos”.

Su abogado, Scott Gross, le dijo al juez que su cliente ha estado encerrado en una celda durante unas 23 horas al día en la cárcel del condado de Nassau y que solo tiene “acceso limitado a un teléfono”.

“Las condiciones han sido insoportables”, dijo el abogado en su segunda apelación reciente ante el tribunal en busca de una mejora en la situación carcelaria de su cliente.

La jueza Harrington dijo que no tenía control sobre los otros reclusos, pero que examinará el pedido de poder hablar más tiempo por teléfono, algo a lo que según dijo, Corea Díaz tiene derecho.