Licenciados de tres carreras están más cerca de ser reconocidos como profesionales de la salud en la Ciudad

Los enfermeros tuvieron un rol clave durante la pandemia del Covid-19
Los enfermeros tuvieron un rol clave durante la pandemia del Covid-19

El reclamo lleva más de una década. Y ahora, tras una resolución judicial, los licenciados en enfermería, psicomotricidad y bioimágenes de la ciudad de Buenos Aires están un paso más cerca de ser reconocidos como profesionales de la salud.

La jueza Patricia López Vergara hizo lugar al recurso de amparo presentado por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la Capital Federal, resolvió la inconstitucionalidad de los artículos 6 y 7 de la Ley 6035 y ordenó al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aplicar el régimen previsto en la Carrera de Profesionales de la Salud en un plazo de 60 días hábiles judiciales. Es decir, el fallo indicó que las condiciones laborales —salario, antigüedad, licencias, entre otras— de las licenciaturas de enfermería, psicomotricidad y bioimágenes deben equipararse a las del resto de los profesionales de la salud.

“No es justo que los licenciados en enfermería, bioimágenes y psicomotricidad, siendo egresados de universidades reconocidas, con títulos de grado y matrículas habilitantes, estemos fuera de la Ley 6035. Las enfermeras y los enfermeros venimos reclamando esto desde 2005 y nunca fuimos escuchados por la Justicia. Ahora, dando y aportando todas las pruebas necesarias, se tomó el reclamo como lícito y justo”, dijo a LA NACION Zulma Lovay, licenciada en enfermería y jefa de sección del Hospital General de Agudos Dr. Juan A. Fernández.

Lovay agregó que el sueldo promedio de un enfermero porteño que trabaja nueve horas, y en muchos casos, varias horas extras, es de 85.000 pesos. “Deberíamos ganar el 60% más y hacer 35 horas semanales. Además, estar dentro del escalafón general [en lugar del escalafón profesional], no solo nos acorta el salario sino también la carrera porque no accedemos a derechos que nos deberían dar como al resto de los profesionales, como la formación permanente y el concurso de cargos”, dijo.

En 2019 la Argentina registró un total de 38.088 enfermeros
En 2019 la Argentina registró un total de 38.088 enfermeros

Este fallo viene a hacer justicia para cerca de 3000 licenciados en enfermería y otros tantos en psicomotricidad y bioimágenes”, dijo a LA NACION Agustina Panissa, secretaria general adjunta de ATE.

“Lo que plantea esta resolución, cuyo amparo se inició en 2018, es que no hay basamento normativo para la exclusión que sufren estas tres carreras y que existen diferencias concretas que van en perjuicio de estos trabajadores, por ejemplo, una diferencia salarial del 36,66% entre un profesional de la salud y lo que cobra un enfermero, la imposibilidad de acumular cargos y la mayor duración de la jornada laboral”, explicó Panissa.

Por su parte, voceros del Ministerio de Salud porteño aseguraron que se encuentran “analizando el fallo”.

“Es una sentencia de primera instancia, en consecuencia, la misma no se encuentra firme y el gobierno de la Ciudad tiene disponibles los recursos procesales establecidos en la ley 2145 Ley de Amparo de CABA, los cuales al interponerse tendrán efecto suspensivo de lo resuelto por la magistrada”, dijeron a LA NACION.

De acuerdo a Panissa, hasta el momento del fallo este grupo de trabajadores se regía bajo un régimen propio excluido de los profesionales de la salud, que, según argumentó, no se debe a una cuestión presupuestaria sino que existe un “motivo político”: “El gobierno de la ciudad no quiere poner en valor la tarea del enfermero a la par de los médicos”, dijo.

Protesta con carpas en el Congreso de la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE)
Protesta con carpas en el Congreso de la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE) - Créditos: @Fabián Marelli

La enfermería en números

De acuerdo a un informe elaborado por la Escuela de Enfermería de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral y divulgado en mayo de este año, en 2019 la Argentina registró un total de 38.088 enfermeros, de los cuales solo el 16% tenía título de licenciado. El 84% restante eran técnicos y auxiliares.

La directora de la carrera de Enfermería de la Universidad Austral y autora del informe, Dolores Latugaye, había explicado en su momento que el hecho de que la mayoría del personal no cuente con la licenciatura se debe a que en la Argentina, el título intermedio de enfermero, que es un primer nivel de formación, permite insertarse en el sistema sanitario y no se necesita necesariamente la carrera de grado completa para trabajar. Sin embargo, Latugaye había reconocido que el gran desafío de la Argentina es buscar aumentar no solo el número de graduados, sino también el porcentaje de licenciados sobre la totalidad de profesionales de enfermería ya que está demostrado que, a mayores niveles académicos, mejores resultados para el paciente y todo el sistema sanitario.

La discusión entre el gobierno de la ciudad y este grupo de trabajadores no es nueva.

En mayo de este año, tras más de dos años de pandemia durante los cuales los enfermeros ejercieron un rol clave en la contención de la propagación del Covid-19, los trabajadores de la salud marcharon desde el Congreso de la Nación hasta el Parlamento porteño, realizaron un paro de actividades y una manifestación con antorchas para exigirle a la Legislatura de la Ciudad que pusiera en debate el pase de estos trabajadores a la Carrera de Profesionales de la Salud.

Mañana a las 10, en el marco de un paro de los trabajadores de salud de la Ciudad, voceros de ATE darán una conferencia de prensa en Bolívar 1, el antiguo Palacio Municipal porteño, para dar a conocer públicamente la decisión de la jueza y los alcances de la misma.