Cinco libros para reconocer la violencia de género en México

·6  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 24 (EL UNIVERSAL).- En el epílogo del libro "Feminicidio", publicado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, María Rocío Morales Hernández, UNAM, señala: "Es claro que en México la mujer sigue siendo considerada una persona de segunda, en el mejor de los casos. En el peor, un objeto que se puede usar y desechar, algo que se puede 'regalar' y de cuya vida se dispone libremente". Y agrega que esta concepción debe cambiar, pero para lograr el cambio "se tienen que romper los prejuicios, estereotipos y estigmas creados por la cultura a través de los siglos".

Ante la desaparición de mujeres en México, ante la violencia de género que impera en el país, ante los feminicidios y frente al más reciente caso de Debanhi Escobar, una joven de 18 años, de Nuevo León, que fue vista por última vez el 8 de abril, y cuyo cuerpo fue hallado el pasado 22 de abril, se vuelve cada vez más urgente establecer acciones y políticas públicas en favor de las mujeres, así como exigir justicia y que se detenga la violencia de género a partir de conocer la realidad de México y del continente.

Para tratar de entender cómo llegamos a esta situación y qué nos llevó a este punto, proponemos la lectura de cinco libros que desde el reportaje y la literatura abordan esta violencia que es uno de los cánceres más terribles de México.

1. "La fosa de agua", de Lydiette Carrión

Este libro que lleva por subtítulo: "Desapariciones y feminicidios en el río de los Remedios", documenta las desapariciones de al menos diez adolescentes –todas estudiantes, con el futuro por delante- en la zona de Ecatepec y Los Reyes Tecámac, en el Estado de México. La periodista Lydiette Carrión narra con vértigo la odisea de los padres para encontrar a sus hijas; la precariedad de las investigaciones, realizadas por un sistema policiaco laberíntico, corrupto, criminal y altamente ineficaz, y la estigmatización que sufren las víctimas aún en la muerte. Al final, las autoridades vincularon varias de las desapariciones a Erick Sanjuán Palafox, alias "El Mili", y sus cómplices, capturados en 2014 y acusados de feminicidio y narcomenudeo tras un proceso lleno de irregularidades. Aunque este caso confirmó, por la juventud de los victimarios y la brutalidad con que violentaron a la única joven de la que se ha podido esclarecer con certeza su destino, que estamos ante una crisis humanitaria de grandes proporciones, muchas dudas aún prevalecen: ¿cuántas de las desapariciones, de los feminicidios, pueden atribuirse a la banda del "Mili"? ¿Será que este caso sacó a la luz la evidencia de un tipo de crimen organizado más sádico y voraz? ¿Quién está detrás de las desapariciones que todavía ocurren en la zona?

2. "Agua de Lourdes: ser mujer en México", Karen Villeda

Estos son testimonios combinados con memorias. Karen Villeda hace uso de herramientas de ficción para contar una bruta realidad. Problemas de desigualdad de género, el tráfico de humanos para fines de prostitución y un problema que crece constantemente y no es enfrentado directamente por nadie en el país: El Feminicidio, acto de discriminación de género. A partir de cinco casos particulares y una historia familiar de Tlaxcala, la autora desarrolla las vivencias y evolución de la mujer en México por medio de herramientas narrativas, poéticas y de noticias relevantes.

3. "El invencible verano de Liliana", de Cristina Rivera Garza

El 16 de julio de 1990, Liliana Rivera Garza, mi hermana, fue víctima de un feminicidio, asegura Cristina Rivera Garza. Era una muchacha de 20 años, estudiante de arquitectura. Tenía años tratando de terminar su relación con un novio de la preparatoria que insistía en no dejarla ir. Unas cuantas semanas antes de la tragedia, Liliana por fin tomó la decisión definitiva: en lo más crudo del invierno había descubierto que en ella, como bien lo había dicho Albert Camus, había un invencible verano. Lo dejaría atrás. Empezaría una nueva vida. Haría una maestría y después un doctorado, viajaría a Londres. La decisión de él fue que ella no tendría una vida sin él. Hace apenas un año decidí abrir las cajas donde depositamos las pertenencias de mi hermana. Su voz atravesó el tiempo y, como la de tantas mujeres desaparecidas y ultrajadas en México, demandó justicia. "El invencible verano de Liliana" es una excavación en la vida de una mujer brillante y audaz que careció, como nosotros mismos, como todos los demás, del lenguaje necesario para identificar, denunciar y luchar contra la violencia sexista y el terrorismo de pareja que caracteriza a tantas relaciones patriarcales. Este libro es para celebrar su paso por la tierra y para decirle que, claro que sí, lo vamos a tirar. Al patriarcado lo vamos a tirar.

4. "#Ni una más", de Frida Guerrero

El feminicidio en México se ha convertido en práctica común, las cifras superan cualquier expectativa. Ante la indiferencia del gobierno y el pésimo manejo de las autoridades, es cruelmente normal que mueran mujeres violadas, secuestradas, lapidadas, estranguladas, a manos de asaltantes, violadores, familiares, incluso de sus esposos o parejas sentimentales. El problema no sólo ocurre en las clases más necesitadas del país: el mal trasciende y aparece en todos los estratos de la sociedad. ¿A quién acudir? ¿Qué hace al respecto la autoridad? ¿Qué opinan organismos de derechos humanos o feministas? Ante la desesperanza/desesperación, Frida Guerrera responde estos cuestionamientos y ofrece en este libro no sólo numerosos casos de feminicidios, también comparte la experiencia de padres de familia y seres queridos de las mujeres sacrificadas, testimonios de las sobrevivientes, hondas reflexiones sobre las mujeres desaparecidas y una guía indispensable para evitar más víctimas con datos precisos sobre los lugares que asesoran a mujeres violentadas, herramientas necesarias para evitar el maltrato y la violencia de género. El libro no es un recuento de nota roja, es un llamado para atender con leyes efectivas los actos criminales y, sobre todo, una respuesta humana y conmovedora a este creciente problema social.

5. "Cometierra", Dolores Reyes

Cuando era chica, "Cometierra" tragó tierra y supo en una visión que su papá había matado a golpes a su mamá. Esa fue solo la primera de las visiones. Nacer con un don implica una responsabilidad hacia los otros y a "Cometierra" le tocó uno que hace su vida doblemente difícil, porque vive en un barrio en donde la violencia, el desamparo y la injusticia brotan en cada rincón y porque allí las principales víctimas son las mujeres. En la persecución de la verdad, en el descubrimiento del amor, en el cuidado entre hermanos, "Cometierra" buscará su propio camino. Dolores Reyes ha escrito una primera novela terrible y luminosa, lírica, dulce y brutal, narrada con una voz que nos conmueve desde la primera página.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.