Un libro muestra los retratos de animales en cautiverio en Bolivia

Santa Cruz (Bolivia), 18 dic (EFE).- Los retratos de más de un centenar de animales silvestres que han sido rescatados o están en cautiverio en Bolivia quedaron plasmados en un libro hecho con la finalidad de crear "empatía" con esas especies y proteger la fauna que hay en el país.

El texto se denomina "Retratos de familia" y su elaboración tomó alrededor de siete años al fotógrafo español Daniel Alarcón y el boliviano David Grunbaum, quienes muestran una diversidad de animales en imágenes con fondos negros y blancos.

Los fotógrafos eligieron unos 108 retratos que van desde aves, peces, anfibios, reptiles, mamíferos e invertebrados que capturaron en distintos puntos del país en regiones como La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

El objetivo del libro es intentar vincular a los seres humanos con los animales que habitan el país "en una misma familia" para "empatizar" con las distintas especies.

"La empatía básicamente lo que genera es una sensación de cercanía, eso es lo que ha dado lugar a los retratos del libro, son nuestra propia familia y como tal tenemos que cuidarla", explicó Alarcón a Efe.

Las fotografías fueron hechas en su mayoría con animales que viven en zoológicos, que han sido rescatados, que estaban en cautiverio o que son investigados por científicos, señaló por su parte Grunbaum.

El libro muestra los retratos del emblemático jaguar, los coloridos tucanes y parabas, enigmáticas culebras, además de ranas, abejas, hormigas e incluso peces como la palometa, entre otros.

Una de las fotografías que más destacan en el texto es la de la rana conocida como ´Romeo", considerada la "más solitaria" del mundo, ya que vivió sola durante alrededor de una década bajo estrictos cuidados después de que se alertara sobre la disminución de su especie en los valles nublados bolivianos.

Este anfibio, que en el país sudamericano recibe el nombre de rana yuracaré, buscaba a su "Julieta" para preservar su especie, recordó Alarcón.

Para Grunbaum, una de las fotografías más especiales en el libro es la de un pequeño puma que tenía dos patas quebradas que estaban sanando y que a pesar del daño que le había causado unos cazadores aún era "amigable" con los seres humanos.

"El puma a pesar de haber sido dañado por el hombre era un juguetón, era lo más tierno que había (...) ¿quién puede esperar que después de lo que pasó podría confiar en nosotros?", manifestó el fotógrafo.

La elaboración del libro fue morosa, pues la captura de las imágenes requirió sobre todo de mucha paciencia.

Entre las fotografías más complicadas que realizaron están la del oso andino, conocido en Bolivia como Jucumari u oso de anteojos por su pelaje pardo o blanco alrededor de los ojos, y las de varios peces.

El libro ya fue presentado en Bolivia esta semana y tiene un costo equivalente a unos 50 dólares.

Los autores tienen previsto realizar próximamente una exposición con algunos de los retratos en la ciudad de Santa Cruz.

Yolanda Salazar

(c) Agencia EFE