Una libreta con anotaciones, entre las pertenencias de Rosario Porto halladas en su celda

M. J. Arias
·2  min de lectura

Medios como Vozpópuli y Antena 3, citando fuentes cercanas al caso, han informado sobre el hallazgo entre las pertenencias de Rosario Porto, encontrada este miércoles ahorcada en su celda, una libreta con anotaciones. Esta ya se encuentra en manos de las autoridades encargadas de investigar el suicido de la madre de Asunta Basterra, por cuyo asesinado cumplía pena la abogada gallega.

Rosario Porto, que cumplía condena por el asesinato de su hija, Asunta Basterra, fue encontrada muerta el miércoles en la cárcel de Brieva (Ávila).
Rosario Porto, que cumplía condena por el asesinato de su hija, Asunta Basterra, fue encontrada muerta el miércoles en la cárcel de Brieva (Ávila).

El cuerpo sin vida de Porto fue hallado a primera hora de la mañana por los funcionarios de la prisión de Brieva (Ávila) cuando acudieron a su celda para comprobar por qué no había ido al desayuno junto al resto de internas después de presentarse al recuento matinal. Fue entonces cuando descubrieron que se había ahorcado con un cinturón de tela que obraba en su poder.

Según ha explicado el periodista de sucesos Nacho Abad, la celda estaba “ordenada, limpia y recogida” y entre las posesiones se encontró una libreta. El colaborador del programa conducido por Susana Griso ha incidido también en el hecho de que a Porto le gustaba escribir en un diario. Algo que también han coincidido en señalar desde Vozpópuli.

Sobre el contenido de esas anotaciones, nada ha trascendido hasta el momento, aunque su simple existencia ha provocado que se lancen hipótesis sobre si en su interior podría haber algún tipo de carta de despedida o los investigadores podrían dar con la causa que llevó a la fallecida a quitarse la vida. De momento, todo son teorías sin confirmación.

Rosario Porto, que fue condenada en firme por el Tribunal Supremo en 2016 a 18 años de cárcel por el asesinato de su hija de 12 años, llevaba en prisión provisional desde que fuese detenida en 2013 junto a su expareja y padre de Asunta, Alfonso Basterra. Antes de ser trasladada en marzo a Brieva, donde dicen que se había adaptado bien, estuvo en otras dos cárceles.

A sus 51 años y habiendo cumplido ya una cuarta parte de su condena, había solicitado permisos ordinarios de salida a los que le da derecho la actual normativa. Sin embargo, se los habían denegado todos, ya que no siempre se dan, explican en Vozpópuli, aunque se tenga concedido el segundo grado penitenciario.

En Nius han publicado este jueves que la madre de Asunta, con un largo historial de lucha contra la depresión y varios intentos de suicidio, se encontraba muy afectada por la noticia recibida del incendio sufrido en su vivienda de Teo. Una propiedad que había heredado de sus padres y donde murió la niña.

EN VÍDEO | Prisiones aplica el protocolo antisuicidio al padre de Asunta Basterra