Librerías del mundo real que vale la pena visitar

Laura Powers

Los libros siempre han tenido la capacidad de hacer viajar a los lectores y de transportarlos en un parpadeo a tierras remotas. Las librerías suelen ser la inspiración de esta magia, pues permiten que los lectores exploren las estanterías en busca de su siguiente viaje.

Algunas librerías llevan esto al siguiente nivel, haciendo que la librería misma se convierte en el destino, ya sea a través de la arquitectura, la decoración e, incluso, de ilusiones ópticas.

Ponte cómodo y planea tu siguiente visita a estas inigualables librerías de todo el mundo.

 

  1. Housing Works Bookstore Cafe & Bar

Nueva York, Nueva York

Housing Works Bookstore es una de las librerías más típicamente neoyorquinas, solo por detrás de Strand. Forma parte de una cadena sin fines de lucro que dona sus ganancias al combate del sida y a ayudar a las personas sin hogar; su escalera de caracol conduce a un balcón en el segundo nivel que recuerda una vieja biblioteca escolar en el corazón del elegante distrito de SoHo, en Nueva York.

Foto: Kate Glicksberg

 

  1. El Ateneo Grand Splendid

Buenos Aires, Argentina

Este teatro de 1919, primero convertido en cine y después en librería, representa espléndidamente la conexión entre las artes interpretativas y los libros. Conserva aún los frescos en el cielo raso, las molduras ornamentadas y las cortinas de terciopelo del antiguo teatro, y los libros cubren las paredes, incluso en los sitios en los que el público ocupaba asientos reservados.

Foto: Ronaldo Schemidt/AFP/Getty

 

  1. Librairie des Colonnes

Tánger, Marruecos

Tánger fue el hogar de muchos famosos escritores de las décadas de 1950 y 1960, por lo que la Librairie des Colonnes era frecuentada por Paul Bowles, William S. Burroughs, Tennessee Williams, Truman Capote y otros. La librería sigue ofreciendo principalmente títulos en francés, pero también cuenta con ejemplares en español, inglés y cada vez más obras en árabe, e incluso publica sus propios libros.

Foto: Frederic Reglain/Alamy

 

  1. Word on the Water

Londres, Inglaterra

Esta librería flotante en el Regents Canal es conocida como “la barcaza de libros de Londres”. Antiguamente era itinerante, pero ahora ha encontrado un hogar permanente en el que los visitantes pueden curiosear todo el año, al calor de una chimenea en invierno, o disfrutar funciones de música y poesía en el escenario situado en el tejado durante el verano.

Foto: In pictures Ltd./Corbis/Getty

 

  1. Boekhandel Dominicanen

Maastricht, Países Bajos

Esta iglesia del siglo XIII renació en 2006 en forma de librería. Los visitantes pueden mirar los libros en la isla de estanterías de tres niveles en el centro de la catedral, o simplemente disfrutar de los techos abovedados cubiertos de murales iluminados por ventanas con vitrales.

 

Foto: Etienne C. L. Van Sloun

 

  1. Libreria Acqua Alta

Venecia, Italia

Para proteger sus libros contra los daños provocados por las inundaciones de los canales de Venecia, esta singular librería mantiene sus ejemplares en distintos contenedores a prueba de agua, como antiguas bañeras e incluso una góndola. La librería, en la que se venden principalmente títulos de segunda mano y descatalogados, está cubierta del piso al techo con decoraciones eclécticas e incluso aloja a varios gatos callejeros.

Foto: Anamejia18/Getty

 

  1. Librería Zhongshuge

Hangzhou, China

Cada una de las sucursales de esta cadena china es única desde el punto de vista arquitectónico, pero la librería ubicada en Hangzhou se distingue de las demás. Escaleras de asientos construidos en el interior de estanterías redondas, combinadas con espejos en el techo, producen la ilusión óptica de una cantidad infinita de libros. Otras ilusiones ópticas son un túnel de libros y lo que parece ser una montaña rusa sin fin de ejemplares en la sala de libros infantiles.

Foto: Shao Feng

 

  1. Kay Craddock Antiquarian Bookseller

Melbourne, Australia

Ubicada dentro de una iglesia gótica, esta librería vende únicamente libros antiguos y de segunda mano. Los visitantes pueden admirar la extravagante colección de figurillas de búhos distribuidas por todas partes, o pueden explorar las estanterías para encontrar un clásico, como una colección de Jane Austen impresa en 1833, a la venta por 15,000 dólares.

Cortesía de Kay Craddock

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek