Libia interceptó a más de 430 migrantes en esta semana

SAMY MAGDY

CAIRO (AP) — La guardia costera de Libia interceptó a más de 430 migrantes con destino a Europa esta semana, entre ellos una mujer que dio a luz a una bebé en un bote frente a la costa del país en el Mediterráneo, una zona azotada por la guerra, indicaron autoridades el sábado.

Cuatro embarcaciones con un total de 284 migrantes a bordo fueron interceptadas en operativos distintos frente a los pueblos costeros de Zawya, Garabulli y Abu-Kemmash, y en la ciudad de Trípoli, informó la guardia costera en un comunicado. Los botes fueron obligados a detenerse el miércoles y los migrantes fueron entregados a las autoridades en Trípoli para posteriormente ser llevados a centros de detención, de acuerdo con el documento.

En un comunicado por separado, la guardia costera señaló que detuvo otro bote con 99 migrantes a bordo frente al pueblo costero de Khoms el jueves. Entre ellos estaba una embarazada que dio a luz a una bebé en el bote de la guardia costera, según el comunicado. Una vez en tierra, la mujer y su hija fueron trasladadas a un hospital de Khoms.

Un sexto bote con 50 migrantes también fue detenido cerca de Khoms el viernes.

La agencia de migración de Naciones Unidas señaló el viernes que en un periodo de dos días, al menos nueve embarcaciones con más de 600 migrantes en total han sido interceptadas en la ruta central del Mediterráneo. Un 10mo bote llegó el jueves a la isla italiana de Lampedusa.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se encuentra “profundamente preocupada por la seguridad de los migrantes que son vulnerables a choques, tráfico de personas y abuso mientras la situación de seguridad se deteriora aún más”, dijo Federico Soda, jefe de misión para Libia de la OIM.

“Libia no es puerto seguro; existe la necesidad de un mecanismo predecible y seguro de desembarque para los migrantes que huyen de la violencia y el abuso”, añadió Soda.