Liberaron a un águila coronada en su hábitat natural, luego de una compleja cirugía de mandíbula

Luego de operarla y rehabilitarla en el Ecoparque porteño, el águila fue liberada en Nacuñán, Mendoza
Luego de operarla y rehabilitarla en el Ecoparque porteño, el águila fue liberada en Nacuñán, Mendoza - Créditos: @Gentileza Ecoparque

Un águila coronada que fue encontrada en Mendoza con la mandíbula rota y en total estado de indefensión, fue intervenida quirúrgicamente en Buenos Aires en mayo de este año y, tras una larga recuperación en el Ecoparque porteño, fue liberada anteayer en Nacuñán, Mendoza.

Se trata de un gran logro para la conservación de una especie que cuenta con menos de 1000 ejemplares en todo el mundo. Ahora el ave será monitoreada por ocho semanas para evaluar cómo se adapta a su hábitat natural, aunque ya atravesó diversas pruebas durante su rehabilitación, como vuelos de musculación para que recupere fuerza y maniobrabilidad y se estudió su comportamiento con individuos de su misma especie.

Todo empezó cuando un grupo de vecinos vio al pichón de águila coronada (Buteogallus coronatus) sin poder volar y decidieron contactar a la Secretaría de Ambiente. De ese modo, la Dirección de Recursos Naturales Renovables, logró rescatarla y la trasladaron al Ecoparque de Mendoza, donde recibió los primeros auxilios y luego fue derivada al Centro de Rescate S.O.S. Acción Salvaje en San Carlos. Allí, se comunicaron con el Ecoparque porteño para evaluar la salud del animal y coordinar su traslado.

El ave tenía la mandíbula quebrada y fue operada en Buenos Aires; esa intervención fue la primera realizada en esta especie, lo que significó un logro veterinario muy importante
El ave tenía la mandíbula quebrada y fue operada en Buenos Aires; esa intervención fue la primera realizada en esta especie, lo que significó un logro veterinario muy importante - Créditos: @Gentileza Ecoparque

Una vez en la ciudad de Buenos Aires, le practicaron la cirugía de mandíbula, donde hubo que separar nuevamente los cabos fracturarios (la punta de los huesos rotos) y volver a alinearlos y fijarlos en una posición anatómica correcta. Según los expertos, la importancia de esta intervención es vital para esta águila coronada, ya que como a todas las rapaces, el pico y las garras crecen de forma constante durante toda su vida, algo así como las uñas nuestras o el pelo, y necesita desgastarlos de forma correcta. Esta cirugía fue la primera realizada en esta especie, lo que significó un logro veterinario muy importante.

“Si no se realizaba esta operación, al no tener alineada la parte superior e inferior del pico, el desgaste se produce de forma despareja, esto ocasiona que la parte córnea del pico inferior le crezca de forma desmesurada y, en poco tiempo, ya no podría alimentarse por sí sola”, dijo a LA NACION Andrés Capdevielle, director del Programa de Conservación y Rescate de Aves Rapaces (PCRAR) del Ecoparque BA, el cual trabaja con Mendoza desde hace 15 años en el rescate de estas águilas.

Los expertos señalan que quedan menos de 1000 águilas coronadas en el mundo
Los expertos señalan que quedan menos de 1000 águilas coronadas en el mundo - Créditos: @Gentileza Ecoparque

Por ser un ejemplar juvenil de menos de un año de edad, su rehabilitación constó de vuelos de musculación para recuperar fuerza y evaluación de su maniobrabilidad ante su visión afectada, realizando vuelos con obstáculos. También se evaluó su comportamiento natural ante otros individuos de la misma especie.

“Las liberaciones siempre son los momentos más significativos de los rescates porque tiene por detrás el trabajo articulado de muchísimos actores y significan un paso importante en la protección de nuestros ambientes. En el parque tenemos cinco águilas coronadas más en proceso de rehabilitación de las cuales esperamos que la mayoría de ellos puedan también ser liberadas prontamente” afirmó Federico Iglesias, responsable del Ecoparque porteño

Como a todas las rapaces, el pico y las garras de las águilas coronadas crecen de forma constante durante toda su vida
Como a todas las rapaces, el pico y las garras de las águilas coronadas crecen de forma constante durante toda su vida - Créditos: @Gentileza Ecoparque

El águila coronada se encuentra en peligro de extinción. Se estima que existe una población global de menos de 1000 individuos adultos (IUCN, 2016), con una tendencia decreciente. La pérdida de hábitat, la persecución directa, el ahogamiento en tanques de agua y la electrocución en tendidos eléctricos son algunas de las amenazas que sufre.

Desde el primer rescate de un ejemplar de la especie en 2004 a la fecha ya se ha trabajado en el rescate y rehabilitación de 13 ejemplares. La Dirección de Recursos Naturales Renovables de la Provincia de Buenos Aires también ha participado activamente en otras seis derivaciones, permitiendo la logística para que águilas coronadas de otras cuatro provincias lleguen a destino a tiempo para salvarlas.

Luego de la cirugía, por ser un ejemplar juvenil de menos de un año de edad, su rehabilitación constó de vuelos de musculación para recuperar fuerza y de la evaluación de su maniobrabilidad ante su visión afectada
Luego de la cirugía, por ser un ejemplar juvenil de menos de un año de edad, su rehabilitación constó de vuelos de musculación para recuperar fuerza y de la evaluación de su maniobrabilidad ante su visión afectada - Créditos: @Gentileza Ecoparque

“Trabajamos en conjunto con diferentes organizaciones de todo el país para recuperar las especies amenazadas o que necesiten intervención médica. El trabajo de conservación de especies es un pilar en el que se apoya el Ecoparque. Este caso de éxito es un claro ejemplo de cómo podemos trabajar todos juntos, cada uno realizando su mejor aporte para cuidar nuestra biodiversidad” afirmó Inés Gorbea, Secretaria de Ambiente de la Ciudad.

Desde el Ecoparque porteño señalaron que la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la Provincia de Mendoza también ha participado activamente en otras seis derivaciones, permitiendo la logística para que águilas coronadas de otras cuatro provincias lleguen a destino a tiempo para salvarlas.