Liberan a hombre que atropelló a 24 adultos mayores en Tamaulipas

RIO BRAVO, Tamps., noviembre 16 (EL UNIVERSAL).- Antonio Camacho Contreras reconoce que provocó un gran accidente donde 24 personas resultaron lesionadas en Rio Bravo, Tamaulipas, y asegura que el tapete de su auto se interpuso con el acelerador y le fue imposible controlarlo por lo que se impactó contra un módulo del Banco de Bienestar en la calle Francisco I Madero.

A punto del llanto, cuenta que conduce desde hace muchos años y que incluso ha sido chofer de transporte de pasajeros, de tráileres y de camiones pesados, que no estaba cansado, no se quedó dormido y mucho menos manejaba en estado de ebriedad.

Antonio y su esposa acudieron al Banco de Bienestar para cobrar la pensión que les otorga el Gobierno Federal. Al salir, le dio 500 pesos a Florinda Morales López para que comprara artículos para la despensa.

Esta pareja habita una humilde vivienda de lámina y madera y se dedican a recoger cartón en las calles para venderlo y poder sobrevivir.

"Yo fui por el carro que estaba estacionado en la escuela. Le di la vuelta a la manzana y cuando iba por la calle Francisco I Madero que se acelera el mugroso carro, falló, traía un tapete y se atoró con el acelerador, yo no pude controlarlo, lo apagué pero con la velocidad que llevaba, alcanzó a llevarse a toda la pobre gente".

Asegura que se trató de un lamentable accidente que puede pasarle a cualquier ser humano y que, en lo personal, nunca ha tenido problemas y que nunca pensó lastimar a tantas personas.

"Me bajé del carro, estaban unas señoras tiradas, unos chavos no sabían con qué pegarme, traían unos palos, me querían atacar pero unas señoras les dijeron que no me pegaran, luego me subieron a la patrulla y me llevaron detenido. Estuve tres días en las celdas de la Policía Municipal".

Le robaron su pensión

Manifestó que nunca perdió el conocimiento pese al golpe y que la bolsa de aire del auto impidió que se golpeara la cabeza y sólo muestra un raspón en la nariz.

"Le pegué a la patrulla, el carro coleó y fue cuando el carro le pegó a todas las personas que se encontraban en el módulo del Banco de Bienestar. Dejé la cartera en el carro, sólo alcance a darle 500 pesos a mi esposa y en el choque, sí estaban la cartera, pero el dinero no, se lo llevaron".

Asegura que lo que menos le interesa es el dinero, ya que lo único que le pedía a Dios mientras se encontraba en las celdas de la Policía Municipal, era que todas las personas recuperaran la salud.

"Yo le digo a mi Dios que se alivien, me duele, nunca había estado en la cárcel y nunca le había hecho daño a nadie. Me dicen que el presidente municipal nos ayudó, que ellos hablaron con las personas que están lesionadas, dieron sus firmas para que saliera libre, le pido a Dios que se alivien rápido".

Por el momento, Antonio sólo tiene dolor en la espalda y confía en que las personas que aún se encuentran hospitalizadas, puedan recuperar la salud.

"Yo estoy consciente de todo lo que pasó, le agradezco a todo el pueblo de Rio Bravo por todo los que nos han ayudado. Yo me dedico con mi esposa a recoger cartón, me pagan 80 centavos por kilo y de eso vivimos, por eso tengo mucho que agradecer, porque me están apoyando para que las personas sean atendidas en los hospitales y para pagar los daños".

Carpeta sigue abierta

Rodolfo López González, abogado de Antonio, asegura que se logró que saliera en libertad, aunque enfrentará su proceso ya que la carpeta de investigación sigue abierta.

"Se está llegando a un acuerdo reparatorio, el señor tiene toda la intención de reparar los daños, vamos a seguir apoyándolo en el ámbito legal, sabemos que hay daños y lesionados. El señor tiene cargos en su contra, porque obviamente hay daños y afectaciones de manera imprudencial, esos cargos son los que estamos tratando de que se arreglen para que todos queden de acuerdo".

El abogado destacó que el caso sigue, que se actúa conforme a derecho para que él pueda llevar su proceso fuera de la medida preventiva y que afortunadamente, está recibiendo apoyo para que puedan conciliar con los afectados.