Liberan a cuatro chinos secuestrados en Colombia

BOGOTA, Colombia (AP) — Las FARC pusieron en libertad a cuatro ciudadanos chinos que estaban en su poder desde hace más de un año, y el ministerio de la Defensa dijo que la organización guerrillera mostraba su verdadera cara "mentirosa y traidora".

"Hoy las FARC vuelven a mostrar su verdadera cara. La de una organización mentirosa y traidora. Después de anunciar con bombos y platillos, a través de medios nacionales e internacionales, que no tenían un solo secuestrado, en el día de hoy podemos confirmar que las FARC entregaron a la Cruz Roja cuatro ciudadanos chinos que mantenían secuestrados desde junio del año pasado", dijo el ministro Juan Carlos Pinzón, en declaraciones difundidas por el Ministerio en su página en Internet.

Sostuvo que las FARC "ya nos acostumbraron a que cada vez que toman un micrófono hay una mentira de por medio".

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que recibió a los liberados, dijo sólo que fueron personas civiles desarmadas quienes les entregaron a los cuatro chinos, pero el gobierno aseguró que éstos estaban en poder de las FARC desde hace 17 meses.

Los cuatro liberados, contratistas de la empresa petrolera Emerald Energy, fueron entregados cerca de la medianoche en una zona rural de San Vicente del Caguán, en el departamento de Caquetá, a unos 280 kilómetros al sur de la capital colombiana, dijo en diálogo telefónico con The Associated Press el coronel Carlos Vargas, comandante de la policía de Caquetá.

"Están bien, fueron liberados", dijo el funcionario sin ofrecer detalles.

Jordi Raich, jefe de la delegación en Colombia del CICR, indicó que tres de sus delegados recibieron a los cuatro ciudadanos chinos en una zona rural de San Vicente del Caguán de manos de "un grupo pequeño" de hombres vestidos de civil y desarmados y que no podía decir que eran guerrilleros.

"Nosotros no sabemos quiénes nos han entregado" a los cuatro chinos, dijo Raich a reporteros en la sede del CICR en Bogotá.

Destacó que no era su tarea averiguar quiénes los habían tenido retenidos ni las razones y que su misión humanitaria consistió en recoger a los plagiados en un vehículo cumpliendo un pedido de la embajada de China en Colombia y representantes de los familiares.

Explicó que la misión del CICR terminó al entregar en San Vicente del Caguán a los cuatro chinos a delegados de la embajada que viajaron a esa zona. Los liberados viajaron luego a Bogotá en avión y eran sometidos a pruebas médicas en un hospital capitalino, indicó la embajada.

El delegado del CICR agregó que los cuatro liberados estaban en aparente buen estado de salud y que sólo uno de ellos mostraba dificultades para caminar y que seguramente sería sometido a pruebas médicas.

Un fotógrafo de la AP dijo que un pequeño autobús con ciudadanos chinos, seguido por dos ambulancias, abandonó un hangar privado cerca de la terminal policial antinarcóticos en Bogotá.

El embajador Wang Xiaoyuan dijo por la mañana que los tres ingenieros y su traductor fueron sometidos a exámenes médicos para determinar cuándo podrán regresar a su país, pero no entró en detalles.

Al ser consultado sobre si hubo un pago de rescate, el diplomático respondió que "ninguna organización o persona ha reconocido la autoría de este secuestro... tampoco hubo pedido de rescate".

Comentó que habló con los cuatro liberados, que se hallaban en buen estado de salud y "quieren volver cuando antes (a su país), están muy emocionados, ansiosos".

El embajador, que encabeza la misión china desde septiembre del 2011, dijo que desconocía la fecha exacta en que habían llegado los cuatro a Colombia y su estado civil.

Imágenes de la televisora RCN mostraron a los cuatro ciudadanos chinos cuando salían de una casa en San Vicente del Caguán el jueves por la madrugada para abordar una camioneta del CICR hacia el aeropuerto de aquella localidad. A algunos se les veía de pelo largo, barba y otros llevaban gorras. Uno estaba sentado en una silla de ruedas y el embajador chino dijo que tenía problemas en una pierna, pero no dio detalles, aunque aseguró que no era nada grave. Tampoco lo identificó.

Desde que ocurrió el secuestro, las autoridades policiales y militares lo atribuyeron a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), basándose en datos conseguidos por inteligencia y desmovilizados y que se trata de una zona donde la guerrilla ha tenido uno de sus principales bastiones.

En septiembre, al confirmar que iniciarían diálogos de paz con delegados del gobierno del presidente Juan Manuel Santos, comandantes de las FARC aseguraron que ninguna de sus unidades tenía ya secuestrados, en cumplimiento de un compromiso anunciado en febrero de cesar la práctica de secuestro extorsivo.

No obstante, grupos no gubernamentales dedicados al tema del secuestro, como País Libre, aseguran que al menos una decena de personas han sido secuestradas este año por las FARC.

Las autoridades identificaron a los cuatro ciudadanos chinos como Tang Guofu, de 28 años; Zhao Hongwei, de 36; Jiang Mingfu, de 46, y Jiang Shan, de 24. No se ofrecieron detalles sobre sus lugares de origen ni sus familiares.

El 8 de junio de 2011, por lo menos siete milicianos con armas cortas, interceptaron la camioneta donde iban los cuatro ciudadanos chinos y su conductor colombiano en una vía entre las localidades de San Vicente del Caguán y Los Pozos, en Caquetá.

El conductor fue dejado en libertad con el vehículo y llegó a San Vicente del Caguán para denunciar el secuestro, informó entonces el comando de la unidad militar en aquella región.

Tras el secuestro, Emerald Energy --con sede en Londres y subsidiaria del grupo chino Sinochem-- sólo dijo en un comunicado que "la razón de la retención no ha sido identificada" y no volvió a hablar el caso.

Llamadas a las oficinas de Emerald en la jornada no fueron atendidas.

Con la liberación de los cuatro ciudadanos chinos quedan en Colombia solamente dos extranjeros secuestrados: un ciudadano dominicano y otro guatemalteco, ambos retenidos este año a manos del crimen común, dijo en entrevista telefónica el general Humberto Guatibonza, director de la policía antisecuestro.

Cargando...