Liberan a activista Kenia Hernández, quien fue acusada de robo

ECATEPEC, Méx., junio 11 (EL UNIVERSAL).- La luchadora social Kenia Inés Hernández Montalván, integrante del Colectivo Zapata Vive, quien fue detenida el 6 de junio acusada de robo con violencia por la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), fue dejada en libertad con las reservas de ley por un juez con sede en Ecatepec durante una audiencia celebrada este jueves.

Este viernes se llevará a cabo otra diligencia judicial en la que el impartidor de justicia determinará si vincula o no a proceso a la defensora de derechos humanos. En caso de que fuera vinculada a proceso lo haría en libertad, informó su representante legal, José Antonio Lara, director del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL).

La fiscalía mexiquense acusó a Kenia Inés de usar una pistola para cometer el robo con violencia de tarjetas de crédito y 500 pesos el 19 de marzo en una caseta de Ecatepec.

El sábado pasado junto con tres menores de edad fue detenida en la caseta de cobro conocida como La Hortaliza, en la carretera Toluca-Valle de Bravo, y trasladada a la cárcel de Chiconautla, localizada en Ecatepec, porque fue en ese municipio donde las presuntas víctimas interpusieron la denuncia en su contra.

La mañana de este jueves se efectuó la audiencia de prórroga constitucional en una de las salas de juicios orales del penal de Chiconautla, en la que la defensa presentó tres testigos que corroboraron que el día y hora de la acusación (19 de marzo a las 18:10 horas) Kenia se encontraba en su domicilio resguardado porque es beneficiaria del mecanismo de protección a defensoras de derechos humanos.

El representante de la FGJEM presentó el testimonio de las dos víctimas que supuestamente atracó la activista, sin que aportaran alguna prueba contundente, explicó el abogado de Kenia Inés.

"Son dos personas de dudosa existencia porque verificamos al momento de revisar la carpeta de investigación que la firma de la credencial de elector y la firma en la carpeta no coinciden. Ellos argumentan que fueron robados con violencia con uso de un arma de fuego, un revolver para ser precisos, y los despojaron de 500 pesos y un celular en la caseta T2 del kilómetro 39 del Circuito Exterior Mexiquense, en San Cristóbal Ecatepec", comentó Antonio Lara.

El juez consideró que no es necesario que la luchadora social permanezca en prisión, por lo que resolvió que quedara en libertad bajo las reservas de ley y este viernes determinará si la vincula o no a proceso.

Algunas de las acciones que ha emprendido Kenia en la montaña de Guerrero es luchar por los derechos humanos de las mujeres indígenas para que puedan participar en cualquier tipo de actividad que históricamente les han negado efectuar por cuestiones de género.

"Evidentemente se está fabricando un delito a una defensora de derechos humanos que es una práctica recurrentemente, pero afortunadamente aparte del acompañamiento legal, Kenia cuenta con un respaldo social muy amplio de diversas organizaciones por derechos de las mujeres y pueblos indígenas y presos políticos.

"Nosotros creemos que se intentó inhibir la labor que viene desempeñando Kenia criminalizándola de un delito que evidentemente no cometió y hoy por hoy creemos que más allá de las acusaciones falsas ha sido la movilización pública que han ayudado de forma significativa y determinante para que hoy recuperara su libertad", mencionó el titular del CDHZL.

Mientras se desarrollaba la audiencia un grupo de simpatizantes de la activista social, provenientes de Guerrero, Oaxaca y de la Ciudad de México, se apostaron en la entrada de los juzgados para exigir su liberación al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza.

"No más criminalización para defensores de los derechos humanos, libertad inmediata para Kenia Inés", decía una de las cartulinas que exhibieron los inconformes por su detención.