Liberan a los 11 policías retenidos por campesinos cocaleros en Colombia

Vista aérea de una plantación de coca en un área rural de Tumaco, departmento colombiano de Narino, el 19 de marzo de 2017 (AFP | Daniela Quintero)

Campesinos cocaleros liberaron a 11 policías que habían sido retenido el miércoles cuando realizaban operaciones de erradicación manual de cultivos ilícitos en un paraje rural del departamento de Nariño, sur de Colombia, confirmaron el viernes las autoridades.

"No se pactó ninguna condición para la liberación de los uniformados, las labores de erradicación manual de cultivos continúan en la zona", indicó en un comunicado el director de la Policía Antinarcóticos, general José Ángel Mendoza.

La liberación se dio la noche del jueves en la zona de la vereda Puerto Rico, gracias a la mediación de organizaciones de Derechos Humanos y delegados de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas, precisó Mendoza.

"Este perjuicio lo están causando colonos que han llegado de otros lugares del país como Putumayo" indicó Mendoza.

Según él, estas personas se ubicaron en la frontera entre Colombia y Ecuador donde, por un acuerdo binacional, "no se podía hacer aspersión aérea".

El jefe policial dijo que en la zona actúan las bandas criminales "Clan del golfo", "Renacer" y "La gente del orden", además del frente Comuneros del sur del Ejército de Liberación Nacional (ELN), última guerrilla activa en el país y en negociaciones de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos.

La retención se produjo luego de que los agentes despejaron la carretera que une el municipio de Pasto (capital departamental) con el puerto de Tumaco, que había sido bloqueado en fuertes protestas de labriegos de la zona.

La policía informó el miércoles que durante las protestas en la zona sus agentes fueron "atacados con palos, piedras, cristales, machetes y hasta palos con garfios metálicos en sus extremos".

Los campesinos denuncian incumplimientos del gobierno en planes de sustitución de cultivos ilícitos, pero las autoridades sostienen que las manifestaciones responden a presiones de narcotraficantes, dueños de unas 3.000 hectáreas en el sector.

Nariño tiene 29.755 hectáreas de coca y Tumaco 16.960, según cifras de la ONU de 2015, año en el que Colombia se ratificó con 96.000 hectáreas como principal cultivador mundial de esa hoja, materia prima de la cocaína.