Liberado un británico en España a la espera de su extradición a EEUU por blanqueo

Palma (España), 21 ene (EFE).- Un juez español dejó este sábado en libertad provisional al británico Richard Masters, detenido la víspera en Madrid, a la espera de que los tribunales decidan en las próximas semanas sobre la extradición solicitada por Estados Unidos por lavado de dinero ruso.

Marters, residente en la isla española de Mallorca (Mediterráneo), fue arrestado el viernes por la Guardia Civil española a petición de la Justicia de Estados Unidos por presuntamente participar en una operación de lavado de dinero junto al ruso Vladislav Osipov a través del yate de lujo Tango, valorado en 90 millones de euros.

El juez del caso retiró a Masters el pasaporte y deberá presentarse ante la autoridad judicial cada 15 días, informaron este sábado a EFE fuentes judiciales.

Masters reside en la isla balear de Mallorca y es fundador y director de la empresa de yates de lujo Masters Yachts Consultancy, con sede en Palma, la capital de la isla.

Las fuentes consultadas subrayaron que la Audiencia Nacional no entrará en el fondo de las acusaciones, sino en si se cumplen los requisitos legales para ser extraditado.

El Departamento de Justicia estadounidense informó este viernes de la imputación de estos dos hombres por supuestamente haber participado en un sistema de evasión de sanciones y lavado de dinero del yate Tango perteneciente al oligarca ruso Viktor Vekselberg.

La Guardia Civil incautó el pasado abril en el puerto de Palma el yate de este multimillonario reclamado por Estados Unidos y que es próximo al presidente ruso, Vladímir Putin.

Esta operación se realizó de forma conjunta con las agencias de Estados Unidos FBI y Homeland Security Investigations (HSI).

El yate, de 78 metros de eslora, tiene bandera de las Islas Cook y está registrado a nombre de una sociedad radicada en las Islas Vírgenes Británicas, que a su vez está administrada por sociedades de Panamá.

Este viernes Masters, de 52 años, Osipov, de 51, fueron acusados en un tribunal de Washington.

Según el escrito de acusación, afrontan cargos de conspiración para defraudar a Estados Unidos y de cometer delitos contra el país por violar la Ley de poderes económicos de emergencia internacional y también de lavado de dinero, al seguir explotando económicamente el yate propiedad de Vekselberg.

(c) Agencia EFE