Tras la liberación de un hijo de Gadafi, ¿qué queda del clan del exdictador?

·3  min de lectura

Uno de los hijos del exdirigente libio Muamar Gadafi, Saadi, un exfutbolista con reputación de playboy, fue liberado tras permanecer detenido siete años en una prisión de Trípoli. ¿Qué queda del clan Gadafi diez años después de la revolución que expulsó del poder al dictador?

Gadafi y sus familiares cayeron en 2011 debido a una revuelta popular. Algunos murieron y otros fueron encarcelados o acabaron en el exilio.

La revolución libia comenzó en febrero de 2011 y terminó en octubre de ese año con la muerte del dictador, a manos de los rebeldes.

Tras su fallecimiento cayeron sus familiares, actores clave del régimen. Tres de sus hijos, Muatasim, Saif al Arab y Jamis, murieron durante la revolución. Jamis había desempeñado un papel importante en la represión de la revuelta en Bengasi (este), cuna de la revolución.

- Futbolista, excéntrico -

El único hijo nacido del primer matrimonio del coronel, Mohamed, de 51 años, con fama de ser una persona discreta e influyente, se refugió en Argelia en 2011. Posteriormente, Omán le concedió asilo, al igual que a su hermana Aisha, una abogada de 45 años.

Su hermano Saadi (47), un exfutbolista con reputación de playboy, probó suerte en Italia para lanzar una carrera profesional pero acabó integrando una unidad de élite del ejército. Se refugió en Níger después de la revuelta y en 2014 fue extraditado a Trípoli, donde fue encarcelado. El 5 de septiembre, la justicia anunció su liberación aplicando una sentencia dictada hacía varios años. No precisó si se fue de Libia. La prensa local asegura que tomó un vuelo rumbo a Turquía.

Otro hijo del exdictador, Hanibal, de 46 años, tuvo problemas con la justicia en Francia y Suiza en la década de 2000. Se refugió en Argelia y después viajó a Líbano para reunirse con su esposa, una modelo libanesa. Le detuvieron en 2015 y desde entonces está en la cárcel.

El destino de Saif al Islam, de 49 años, quien durante mucho tiempo se creyó que sería el sucesor de su padre, sigue siendo un misterio.

A finales de julio reapareció por primera vez en años, concediendo una entrevista al New York Times en la que mencionó una candidatura presidencial que supuestamente presentará en diciembre de 2021.

Saif al Islam fue capturado en noviembre de 2011 por un grupo armado de Zenten, al suroeste de Trípoli, y condenado a muerte en 2015 tras un juicio expedito. Pero el grupo se negó a entregarlo a las autoridades de Trípoli o a la Corte Penal Internacional (CPI), que lo busca como sospechoso de crímenes contra la humanidad.

Se perdió su rastro después de que en junio de 2017 el mismo grupo armado anunciara su liberación, que nunca se confirmó. La CPI afirmó haberlo localizado en Zenten a finales de 2019.

- "El sufrimiento de su tribu" -

La segunda esposa de Muamar Gadafi, Safia, se exilió en Omán, donde pidió una y otra vez que la dejaran volver a su país. Fue en vano, pese a la influencia de su tribu en Cirenaica, en el este de Libia.

En cuanto a la tribu del dictador, los Gadafa, situada en Sirte (noreste) y un poco más al sur, "sufrió" durante el régimen de Gadafi y varios de los miembros que se habían opuesto a él terminaron en la cárcel, según el profesor de derecho libio Amani al Hejrissi.

bur-hme-rb/tp/erl/jvb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.