Leyenda del tennis, Katrina Adams, quiere inspirar y crear más oportunidades para latinos dentro y fuera de la cancha

·4  min de lectura

Katrina Adams simplemente disfrutaba jugar tenis cuando agarró su primera raqueta a los seis años de edad, pero al ocupar su lugar en la cancha, asumió una posición que le seguiría el resto de su vida como “la primera, la única o una de las pocas jugadoras de raza negra” en el deporte.

“No sabía que el tenis no era un deporte [de personas] negras hasta que probablemente tenía ocho o nueve años y comencé a jugar en los otros torneos locales”, dijo Adams recordando sus primeros partidos en Chicago.

“Es gracioso porque cuando comencé a jugar, comencé en un programa comunitario, que era un programa totalmente [integrado por] personas negras”, relató.

“Ahí es cuando veo competidores, en su mayoría blancos”, añadió.

Adams, primera mujer negra en asumir el cargo de presidenta y directora ejecutiva de la Asociación de Tenis de los Estados Unidos (USTA, siglas en inglés), revela sus vivencias y las jugadas que llevaron a hacer historia dentro y fuera de la cancha en el libro: “Own the Arena”.

Entre estos “aprovechar la oportunidad”, “ser dueño de tu espacio” y “disfrutar la batalla”. “Hay una oportunidad. Algo que amas y si el tenis es ese deporte en esa oportunidad, entonces hazlo. No se trata de cómo te ves, a quién te pareces a lo que no te pareces. Se trata realmente de tu vos interior y tu deseo de salir y lograr algo que sientes”, puntualizó.

Esa pasión la llevó a convertirse en una leyenda dentro y fuera de la cancha donde compitió durante 12 años en el WTA Tour, ganó 20 títulos de dobles en su carrera y alcanzó los cuartos de final o más en dobles en los cuatro eventos de Grand Slam.

Adams, primera mujer negra en asumir el cargo de presidenta y directora ejecutiva de la Asociación de Tenis de los Estados Unidos (USTA, siglas en inglés), revela las jugadas que la ayudaron a “echar pá lante, hacer la diferencia y triunfar” en el libro: “Own the Arena”.

En entrevista con El Sentinel Orlando, repasó sus logros como parte de una meta continua para ampliar la diversidad y las oportunidades a hispanos y otras minorías en el deporte. Entre estos, el programa de alcance hispano que creó en 2016, uno de los logros que asegura más le enorgullece. “Cuando me convertí en presidente de la USTA, mi principal iniciativa fue una iniciativa hispana porque sentí que realmente necesitábamos llevar el tenis a los hispanos”, recordó Adams, quien dejó su huella en Florida con la apertura del Campus Nacional de la USTA en Lake Nona.

Como resultado, miles de niños latinos incursionaron en la cancha durante los primeros dos años del proyecto mediante iniciativas que incluyeron clínicas con atletas como Monica Puig, puertorriqueña que ganó la medalla de oro olímpica en 2016, muestran datos de la USTA.

La atleta propulsó su visión de traer más expectadores y jugadores latinos al deporte bajo el mantra #embrace all, etiqueta usada en redes para la campaña de diversidad que dice baso en el crecimiento demográfico en EE.UU. “Asegurarnos de que podamos abrazar a todos e incluirlos a todos en un deporte para toda la vida”, explicó la ejecutiva, quien se destacó como presidente del Comité de Igualdad de Género en el Tenis en 2018.

Adams quien lideró la USTA en dos mandatos consecutivos (2015-16, 2017-18). encabezó un esfuerzo sin precedentes en las comunidades desatendidas, con énfasis en las comunidades hispanas, en un esfuerzo por compartir el deporte del tenis con más personas.

En ese aspecto, aconseja seguir tus propios instintos, una estrategia que la impulsó a luchar por la iniciativa hispana que requirió de subvenciones para la diversidad y la inclusión de la National Junior Tennis and Learning Network (NJTL).

En Own the Arena, Adams ofrece una mirada a las habilidades de liderazgo que la llevaron a organizar el US Open, evento deportivo más grande y lucrativo en el mundo.

También muestra sus momentos más vulnerables incluyendo el partido por el campeonato femenino 2018 entre Naomi Osaka y Serena Williams que terminó en abucheos y como logró recuperarse en un momento de alta tensión.

Su deseo es que las lecciones dentro y fuera de la cancha inspiren a hispanos y jugadores de todas las razas a “echar pá lante, hacer la diferencia y triunfar”, lee el título del libro. “He sido muy afortunada de haber tenido las oportunidades que se me otorgan que el deporte del tenis me ha brindado para viajar por todo el mundo jugando como atleta profesional y luego finalmente siendo la presidente y CEO de la USTA”.

“Nunca me he sentido inferior a nadie por que mis padres no me criaron de esa manera. Siempre me educaron para sentir eso. Yo era igual a todos y simplemente lo era”, puntualizó Adams.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.