¿Qué es la ley Varela y en qué afectaría a veterinarios y vendedores?

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 4 (EL UNIVERSAL).- La diputada Leticia Varela Martínez (Morena) presentó el 15 abril 2019 una iniciativa con proyecto de decreto para reformar diversas disposiciones del Código Penal y el artículo 13, apartado B, de la Constitución de la Ciudad de México. Cabe recordar que la Constitución de la Ciudad de México "reconoce a los animales como seres sintientes y, por lo tanto, deben recibir trato digno. En la Ciudad de México toda persona tiene un deber ético y obligación jurídica de respetar la vida y la integridad de los animales; éstos, por su naturaleza son sujetos de consideración moral. Su tutela es de responsabilidad común".

Varela, con la iniciativa que presentó, dice que "busca generar un marco regulatorio amplio que permita alcanzar la finalidad del concepto constitucional referido. Queda claro que el mandato de la Constitución de la Ciudad de México es claro y contundente, se debe erradicar y prohibir todo aquello que atente contra la vida e integridad de los animales, por lo que resulta lícito sancionar a quien realicen actos de maltrato o crueldad en contra de animales no humanos que afecten su vida o integridad física".

Además se reforma el párrafo cuarto del artículo 350 Ter, se adicionan los párrafos quinto y sexto al artículo 350 Ter y se adiciona el artículo 350 quater, todos del Código Penal para el Distrito Federal. Sin embargo dicha iniciativa ha causado controversia, pues sancionará varios casos de maltrato animal, como el abandono de animales en autos cuando hace calor, la crianza para perros de peleas y la asistencia a las mismas. Pero uno de los apartados más polémicos se refiere a las prácticas de los médicos veterinarios, como negar atención o negligencias a los animales que pueden derivar en suspensión del veterinario. Este martes locatarios de mercados y veterinarios se manifestaron en contra de la iniciativa de Varela.

"Por actos de maltrato o crueldad animal y lo relativo a este capítulo, se estará a lo dispuesto en la Ley de Protección a los Animales vigente en la Ciudad de México. Si la muerte de un animal fuese causada como consecuencia de un tratamiento médico veterinario o procedimiento quirúrgico negligente, omisión o negación de la atención requerida, además de las sanciones previstas se aplicará suspensión de seis meses a un año para ejercer la profesión de que se trate", dice la iniciativa respecto a los médicos de animales.

Es decir, si la iniciativa se aprueba y un veterinario realiza una mala praxis puede ser suspendido hasta por un año si la denuncia procede. Incluso se sancionará a "los médicos veterinarios que se nieguen a prestar asistencia a un animal enfermo en caso de urgencia notoria, poniendo en peligro la vida o la salud de aquél".

La pena por esto será de seis meses a dos años de prisión y de 50 a 100 días multa a quien las realice. Si las lesiones ponen en peligro la vida del animal no humano se incrementarán en una mitad las penas señaladas, como lo establece el artículo 350 del Código Penal del Distrito Federal.

"La utilización de animales en la celebración de ritos y usos tradicionales que puedan afectar el bienestar animal, así como también se sancionara a las personas que ofrezcan la realización de dichos rituales y aquellas personas que provean, trasladen o comercien animales no humanos para tales fines", dice la iniciativa.

Debido a que esta práctica se equiparará al maltrato o crueldad animal y se sancionará con las mismas penas del artículo 350 del Código Penal del Distrito Federal, se le impondrá de seis meses a dos años de prisión y de 50 a 100 días multa a quien las realice. Si las lesiones ponen en peligro la vida del animal no humano se incrementarán en una mitad las penas señaladas.

El abandono de animales no humanos en la vía pública y áreas comunes, así como dejar solos animales en el interior de vehículos también se sancionará con seis meses a dos años de prisión y de 50 a 100 días multa a quien las realice. Si las lesiones ponen en peligro la vida del animal no humano se incrementarán en una mitad las penas señaladas.

La iniciativa de la diputada Varela también castigará la zoofilia, las eutanasias a animales sanos y la crianza de perros para peleas, así como la asistencia a dichos eventos. Para todos esos preceptos la sanción será con base al el artículo 350 del Código Penal del Distrito Federal.