Van por nueva ley de sostenibilidad en Andalucía

Madrid, 18 May (Notimex).- Con seis normas derogadas y 19 más modificadas, el Consejo de Gobierno inició el procedimiento de elaboración del anteproyecto de la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (LISTA) y su tramitación.

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, explicó que esta ley busca contribuir a la recuperación económica tras la pandemia por COVID-19 y a la generación de empleo en Andalucía, mediante la agilización de los trámites y el alivio de cargas innecesarias tanto a empresas como a particulares.

Para ello, indicó, la ley garantizará la viabilidad social, ambiental y económica de todas las actuaciones urbanísticas en la comunidad autónoma.

Añadió que comparte la misma filosofía de reducción de la "maraña administrativa" del Decreto Ley de Mejora y Simplificación de la Regulación para el Fomento de la Actividad Productiva.

En esta línea, la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía, que suplirá a la Ley de Ordenación Urbanística (LOUA) y la Ley de Ordenación del Territorio, derogará tres leyes y tres decretos, además de parte del articulado y disposiciones de 16 leyes y otros tres decretos.

La funcionaria precisó que con ello, se propone una revisión integral del actual escenario legislativo, caracterizado “por su dispersión, además de generar inseguridad jurídica a ayuntamientos y particulares".

"La LOUA, además, ha sufrido hasta once modificaciones en 18 años que han enmarañado aún más la normativa urbanística. Frente a ello, se dotará de una legislación sistemática, coherente y ordenada, no sólo por política legislativa, sino para facilitar su conocimiento a sus destinatarios", expresó la consejera.

Debido al contexto de la crisis sanitaria originada por el COVID-19 y el impacto que tendrá en la economía, esta ley se realizará por el procedimiento de urgencia por razones de interés público, ya que se pretende que conlleve efectos económicos indirectos de empleo y riqueza.

Este trámite de urgencia supone recortar los plazos a la mitad, pero sin menoscabar la participación ciudadana ni la intervención de los distintos órganos y administraciones implicados, precisó Carazo.

La Lista, detalló, tiene como objetivo flexibilizar el urbanismo, estableciendo reglas "claras y sencillas, adaptadas a la realidad actual", que se unificarán en un sólo texto legal con la regulación en materia de ordenación del territorio y urbanismo y su articulado se reducirá en un 30 por ciento.

Además de adecuar el modelo de clasificación del suelo a la legislación estatal, la ley incorporará también la perspectiva de sostenibilidad social, ambiental y económica a la planificación territorial y urbanística y se añadirán directrices territoriales para proteger el litoral y el paisaje.

A la par agilizará los instrumentos de ordenación territorial y urbanística y el proceso de tramitación y aprobación, reduciendo plazos y trámites.

El objetivo es que el plazo para la aprobación de un plan general, que hasta ahora supone entre ocho y diez años de media, se reduzca a año y medio o dos años simplificandola y agilizando la emisión de informes sectoriales.

Asimismo, pretende un sistema de planeamiento en función del tamaño y dinámica de los pequeños municipios y la incorporación de mecanismos de gestión urbanística adecuados a la población, capacidad y problemática de los municipios, con el fomento de la colaboración público-privada en la ejecución del planeamiento, así como la articulación de un modelo de planes urbanísticos menos rígido.

La ley incluye también el Decreto Ley 3/2019, del 24 de septiembre pasado, de medidas urgentes para la adecuación ambiental y territorial de las edificaciones irregulares, y plantea una nueva regulación que distingue entre suelo urbano y suelo rústico, a fin de catalogarlos riesgos característicos de la zona en cuestión.

Como novedad, la ley establece un sistema dual de planeamiento que comprende el Plan de Ordenación Municipal, que marca el modelo general de ordenación del municipio y el Plan de Ordenación Urbana, de ordenación de la ciudad existente para dar respuesta a sus necesidades de regeneración y rehabilitación.

Además, incorpora instrumentos para atender las necesidades de renovación urbana en suelo urbano, y los Proyectos de Actuación municipal, e impulsa el papel de la iniciativa privada de carácter empresarial en la gestión y ejecución de planes, transformación urbanística y en el suelo urbano, removiendo trabas innecesarias, pero garantizando la viabilidad técnica y financiera del proyecto.

-Fin de nota-

 

NTX/ILI/ACP