Una ley para garantizar el voto en EEUU se topa con el rechazo republicano

·2  min de lectura

Washington, 3 nov (EFE).- Una proyecto de ley destinado a proteger el derecho al voto en Estados Unidos se topó este miércoles con el bloqueo de los senadores del Partido Republicano, quienes ni siquiera accedieron a debatir la iniciativa durante una votación clave.

El proyecto no superó la barrera de 60 apoyos que necesitaba para que fuera considerado en el hemiciclo de la Cámara Alta.

La legislación había sido bautizada "Ley de promoción de los derechos electorales John Lewis", en honor del fallecido legislador de Georgia y líder del movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos en la década de 1960.

Lewis fue detenido decenas de veces durante su lucha por esa causa e incluso sufrió una fractura en el cráneo cuando la policía estatal le dio una paliza durante el llamado Domingo Sangriento de 1965 en Selma, en su estado natal de Alabama, un hito televisado que dio impulso al movimiento.

Uno de sus mayores logros fue la firma en 1965 de la Ley del Derecho al Voto, que eliminó obstáculos al ejercicio del sufragio entre los afroamericanos.

La iniciativa que llevaba el nombre de Lewis justo buscaba restaurar algunos aspectos de esa ley de 1965, cuyo alcance se ha visto debilitado por varios fallos del Tribunal Supremo en la última década.

Esta es la tercera vez que los republicanos bloquean medidas impulsadas por los demócratas para proteger el derecho al voto: en junio ya tumbaron la llamada "Ley para el pueblo" ("For the People Act") y en octubre volvieron a hacer lo mismo con "La ley de la libertad del voto" ("Freedom to Vote Act").

Todas estas iniciativas buscaban contrarrestar las restricciones al voto que han impuesto en los últimos meses los republicanos a nivel estatal con la aprobación de 33 leyes en 17 estados que limitan el sufragio de hispanos, afroamericanos y personas con menos recursos económicos, que ya acuden a las urnas en menor proporción.

Los conservadores aseguran que su objetivo es frenar irregularidades, pero los demócratas creen que su verdadera meta es acabar con los controles que impidieron al expresidente Donald Trump revocar los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, en las que ganó el presidente, Joe Biden.

La batalla sobre el derecho al voto se produce porque, en Estados Unidos, no existe un sistema electoral central y cada estado fija sus propias normas electorales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.