Ley de alquileres: la oposición avanza en un nuevo dictamen y buscará aprobarlo el mes próximo en Diputados

·4  min de lectura
La Comisión de Legislación General volverá a reunirse, esta vez con la Comisión de Presupuesto, para debatir la ley de alquileres
La Comisión de Legislación General volverá a reunirse, esta vez con la Comisión de Presupuesto, para debatir la ley de alquileres

Un plenario de las comisiones de Legislación General y de Presupuesto de la Cámara de Diputados retomará mañana el dilatado debate sobre una nueva ley de alquileres que, una vez más, coloca al oficialismo y a Juntos por el Cambio en veredas contrarias. En esta puja de fuerzas, el principal espacio opositor ultima negociaciones con terceras fuerzas para arribar a nuevo dictamen de consenso que, de llegar a buen término, culminarían en una victoria en el recinto a mediados del mes próximo.

Las posiciones son, básicamente, dos. El oficialismo defiende la ley actual y sus ejes centrales: establece que la validez de los contratos sea de tres años y que la actualización de los valores sea anual con el tope que fija el Índice de Contratos de Locación (ICL), una fórmula que elabora el Banco Central que contempla en partes iguales la variación de la inflación y los salarios.

Por otro lado, tanto Juntos por el Cambio como el interbloque Federal –que trabaja en tándem con el bloque Juntos Somos Río Negro- proponen retrotraer a dos años el plazo de los contratos, tal como estipula el Código Civil. En las negociaciones de los últimos días acordaron que la actualización de los valores de los alquileres se realice por acuerdo de las partes sin topes.

De Alberto Fernández a Massa, la AFIP y el Movimiento Evita: uno por uno, los destinatarios de los dardos de Cristina Kirchner

El único punto en común entre oficialistas y opositores es en la inclusión en la ley de un capítulo de incentivos fiscales para estimular la oferta de bienes inmuebles en alquiler, la cual quedó retraída tras la sanción de la ley en 2020 y por el efecto de la pandemia. Esto provocó que los precios se dispararan y se situaran, en muchos casos, por encima de la inflación.

En el borrador de acuerdo sobre el que avanza la oposición se propone, por caso, eximir del pago del impuesto a los bienes personales a aquellos locatarios que declaren los contratos de alquiler; reformar el régimen del monotributo para que los monotributistas con más de tres unidades de explotación no pasen a tributar en el régimen general y, por último, que el pago de alquileres no se vea afectado por el impuesto al cheque.

Graciela Camaño, una figura clave en las negociaciones por la ley de alquileres
Graciela Camaño, una figura clave en las negociaciones por la ley de alquileres - Créditos: @Hernán Zenteno


Graciela Camaño, una figura clave en las negociaciones por la ley de alquileres (Hernán Zenteno/)

La propuesta del oficialismo también apunta a flexibilizar el régimen para los monotributistas con inmuebles en alquiler . Asimismo, propone que aquellos propietarios de inmuebles usados que sean afectados al alquiler para vivienda durante 12 años puedan inscribirlos en el régimen de incentivos para la construcción, que establece una serie de beneficios fiscales. Por último, propone que aquellos inmuebles destinados a la vivienda no estarán alcanzados por el impuesto a los bienes personales cuando su valor no exceda los $30 millones.

Posiciones divididas

Por lo demás, oficialistas y opositores se mantienen divididos en sus posiciones. “Nosotros creemos necesario modificar la ley actual y si bien nada garantiza que el problema de los alquileres se vaya a modificar con una nueva legislación, al menos queremos dotar de seguridad jurídica a las futuras transacciones”, enfatizó Karina Banfi, diputada de Juntos por el Cambio miembro de la Comisión de Legislación General.

Las negociaciones entre Juntos por el Cambio y sus interlocutores del interbloque Federal, Graciela Camaño, y de Juntos Somos Río Negro, Agustín Domingo, están avanzadas. El objetivo es llegar a un dictamen único cuando este miércoles se realice el plenario de las comisiones; sería un dictamen de minoría, pues el Frente de Todos tiene mayoría tanto en Legislación General como en Presupuesto.

Igualmente, los opositores confían en que podrán revertir esta relación de fuerzas en el recinto, cuando convoquen a una sesión especial a mediados del mes próximo para debatir esta cuestión. Por ahora los números vienen justos pero esperan reeditar la misma mayoría con la que lograron aprobar, hace dos semanas, el proyecto sobre boleta única de papel. Habrá que ver si, tratándose de una cuestión tan sensible que afecta a un vasto sector de la sociedad como son los alquileres, el Senado se atreve a archivar en un cajón una eventual media sanción como pretende hacer con el proyecto de boleta única.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.